Cobertura de evento

Seis recomendaciones para avanzar en la gestión sostenible de las turberas de aguajales de Perú

Información, datos y lecciones para la gestión sostenible de las turberas amazónicas peruanas.
Compartir
0
Aguajal en Loreto, Perú. Kristell Hergoualc’h/CIFOR.

Más información

Peru - Las turberas, un tipo particular de humedal, son ecosistemas de gran relevancia mundial pues constituyen grandes reservorios de carbono, proveen importantes servicios ecosistémicos y albergan gran biodiversidad local. Esto las convierte en pieza clave frente al cambio climático y por ello es urgente avanzar hacia su gestión sostenible.

En el Perú, una de las zonas con gran concentración de turberas se ubica en la cuenca del Pastaza-Marañón en la región Loreto, dominada por los ecosistemas de aguajales. Los aguajales no solo tienen el potencial de mitigar el cambio climático si se gestionan adecuadamente, sino que también son fuente importante para el sustento económico de la población local, que aprovecha los frutos de la palmera (“aguaje”) en virtud a su gran demanda en la región amazónica.

Reconociendo la importancia de generar y difundir conocimiento sobre los aguajales, el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) organizaron recientemente en Iquitos, Perú, el taller “Avances y desafíos para el manejo sostenible de las turberas de aguajales en la Amazonía”, con el objetivo de promover el diálogo sobre la ciencia, prácticas y políticas para la gestión sostenible de estos ecosistemas en la región amazónica. Al evento asistieron 70 personas, entre expertos en el tema y representantes de organizaciones de diversos sectores del gobierno, la academia y la sociedad civil, quienes presentaron datos y lecciones a considerar para la gestión y políticas de las turberas amazónicas.

Recomendaciones claves para la gestión de aguajales

Las discusiones del taller estuvieron orientadas a destacar datos y lecciones disponibles que permitan avanzar hacia opciones de manejo y aprovechamiento sostenible del recurso aguajal y de las turberas peruana en general, a fin de evitar impactos negativos para los ecosistemas y el clima, como ya sucedió en otras partes del mundo.

De las presentaciones y discusiones de los diversos especialistas, seis temas claves destacaron como recomendaciones para avanzar hacia la gestión sostenible de las turberas de aguajal del Perú:

   La palma de aguaje es generalmente cortada para aprovechar sus frutos, lo que ha ocasionado su sobreexplotación y la consecuente degradación del ecosistema de aguajal, aunque no se cuentan con datos exactos de los impactos. Kristell Hergoualc'h/CIFOR

 

  1. Se requieren datos unificados

La investigadora Kristell Hergoualc’h, quien forma parte del Programa de Adaptación y Mitigación Sostenible de los Humedales (SWAMP por sus siglas en inglés) del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), destacó en su presentación que las turberas de aguajales se encuentran bajo amenaza de degradación desde hace más de 30 años debido a que la recolección de sus frutos se realiza cortando las palmeras hembras, lo que causa degradación genética y cambios drásticos en la estructura y composición del bosque. Además indicó que aún no existen datos en cuanto a la extensión y distribución de la degradación, ni sobre los impactos causados sobre las reservas de carbono y las emisiones de gases de efecto invernadero de las turberas.

Hergoualc’h explicó que aunque se cuenta con datos valiosos de caracterización y mapeo de las turberas en la cuenca del Pastaza-Marañón, gracias a la investigación llevada a cabo por el IIAP, aún quedan por desarrollar mapas regionales. En ese sentido, el investigador Hirose Kazuyo, representante del Servicio Espacial de Japón, informó que la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) está colaborando con el Ministerio del Ambiente (MINAM) y el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) en la realización de un mapeo de humedales en las regiones de San Martín y Ucayali, lo que contribuirá a preparar un mapa más preciso de las turberas amazónicas peruanas.

  1. Las turberas tienen que incluirse en las políticas ambientales

Otro aspecto importante destacado en el evento fue la omisión de las turberas en general, y, específicamente, de las turberas de aguajal dentro de estrategias nacionales de conservación de los ecosistemas y de mitigación del cambio climático.

En ese sentido, Walter Huamaní, especialista del Ministerio del Ambiente del Perú y secretario del Comité Nacional de Humedales, indicó que desde 1996 varias resoluciones de la Convención Ramsar han establecido lineamientos para la conservación e identificación de las turberas. Sin embargo, aunque los marcos normativos peruanos se han enfocado en ecosistemas de humedales, no mencionan a las turberas. Huamaní indicó que en la Estrategia Nacional de Humedales se hace mención a las turberas en la zona andina, más no en la región amazónica, por lo que se urge clarificar la definición de turberas para su gestión pública y establecer un mapa de turberas a nivel nacional.

  1. Se necesitan guías y asesoramiento para las comunidades

Los participantes también coincidieron en que hace falta desarrollar una guía de manejo sostenible de los aguajales, que incluya buenas prácticas como el escalamiento de palmeras. Al respecto, Katia López, especialista del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), destacó que su institución está trabajando con comunidades de la Reserva Nacional Pacaya Samiria, en la región Loreto, donde se realiza la cosecha de los frutos de aguaje mediante el escalamiento de las palmeras con materiales que los comuneros elaboran. Además, indicó que en esta experiencia se le da un valor agregado al recurso mediante la elaboración de productos derivados como aceites y jabones.

Por su lado, la investigadora del IIAP Eurídice Honorio, informó que esta institución está estudiando la productividad de los frutos del aguaje para generar proyecciones a mayor escala, tanto del estado de conservación de los aguajales a través de indicadores biofísicos, como de los métodos de cosecha y las causas asociadas al corte y desaparición de las palmeras para obtener sus frutos. Resaltó además la necesidad de promover el aprovechamiento de otras partes de la palmera como las fibras de las hojas, a fin de lograr un uso integral que brinde mayor valor al recurso.

  1. Difundir (y avanzar en) la ciencia y tecnología disponible sobre el recurso

Frente a la demanda y sobreuso del recurso, la domesticación del aguaje para su producción en plantaciones es una de las alternativas viables. En ese sentido, el investigador de IIAP Luis Freitas presentó avances del programa de mejoramiento genético del aguaje que permitió elegir un ideotipo más precoz en su floración, bajo de altura y de alto rendimiento de pulpa. También añadió que dentro de un grupo de plantas con mucha variabilidad en características biométricas, se están escogiendo los mejores individuos para seguir mejorando genéticamente la especie.

Por su lado Dennis del Castillo, director del programa Probosques del IIAP, destacó que no deben dejarse de lado los temas de inocuidad y salud en la cadena de extracción y comercialización del fruto de aguaje, indicando que se requiere mejorar las tecnologías en los procesos de transformación.

   El fruto aguaje forma parte de la alimentación y cultura local de la Amazonia peruana. Luis Cordova.

 

  1. Incluir el conocimiento tradicional

Los asistentes también concluyeron que aún quedan muchos vacíos de información por llenar para lograr la sostenibilidad del manejo de aguajales. En ese sentido, destacaron la necesidad de insertar el conocimiento tradicional para la gestión de los aguajales. Yolanda Guzmán, gerente del proyecto “Construyendo Resiliencia en los Humedales de la Provincia Datem del Marañón” de PROFONANPE, indicó que es necesaria una redefinición de los conceptos que favorezcan la integración del conocimiento tradicional con el científico.

El investigador Manuel Martín Brañas del IIAP agregó por su lado que se necesita profundizar más en los conocimientos que tienen los pueblos indígenas sobre estos ecosistemas, por ejemplo, sobre las formas tradicionales de aprovechamiento del aguaje que benefician a su conservación.

  1. Promover la creación de oportunidades para las comunidades

Faustino Vacalla, especialista del SERFOR, informó que el bionegocio de productos de aguaje constituye una oportunidad para las comunidades, por lo que recomendó involucrarlas con el sector empresarial desde un inicio para que formen parte de los procesos de fortalecimiento de capacidades.

Por su parte Guzmán, añadió que las comunidades indígenas desarrollan planes y prácticas de manejo conformes a la certificación orgánica exigida por el mercado, pero deben hacer cambios para seguir desarrollando una oferta sostenible.

Al respecto, varios participantes subrayaron que basar la conservación en el éxito de los negocios es necesario, pero pueden presentarse riesgos.

Lo importante, coincidieron oradores y asistentes, es reconocer ahora la importancia de estos ecosistemas no solo para el país, sino para el clima global; y en ese camino, hay una urgencia por que sean tomadas en cuenta en las políticas nacionales para avanzar hacia su conservación y uso sostenible antes que sea demasiado tarde.

Para obtener más información sobre este tema, puede ponerse en contacto con Kristell Hergoualc’h en k.hergoualch@cgiar.org

Acceda a las presentaciones de este evento en el SlideShare de CIFOR.

Este artículo forma parte del   Programa de Adaptación y Mitigación Sostenible de los Humedales (SWAMP).

Esta investigación fue financiada por USAID.  

Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org