Compartir
0

Más información

“En estos momentos, la lucha por la igualdad de género es un relato de sesgos y prejuicios”, ha dicho Pedro Conceição, director de la Oficina del Informe sobre Desarrollo Humano del  Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a propósito de un reciente informe del organismo internacional que indica que casi el 90 % de los hombres y las mujeres en el mundo manifiestan un sesgo contra las mujeres.

Entre otros resultados, el Índice de Normas Sociales de Género del PNUD revela que aproximadamente la mitad de los hombres y las mujeres del mundo consideran que los hombres son mejores líderes políticos que las mujeres.

Si bien las iniciativas para alcanzar la igualdad en todos los ámbitos avanzan poco a poco, los datos reflejan que aún hay mucho por hacer. Por ejemplo, con relación al cambio climático, diversos estudios globales han evidenciado que las mujeres y las niñas son especialmente vulnerables y que el colapso climático y la degradación del medio ambiente a escala mundial propician un aumento de la violencia contra las mujeres y las niñas.

“La igualdad de género es crucial para muchas cosas, pero lo más importante es que la creciente desigualdad socava los derechos humanos básicos, la democracia y nuestra capacidad de construir un espacio seguro y justo para la humanidad”, dice Anne Larson, líder del equipo de investigación sobre Igualdad de Oportunidades, Género, Justicia y Tenencia del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR).

En ocasión del 8 de marzo,  en Los Bosques en las Noticias nos sumergimos en diversos estudios y artículos para destacar datos que nos lleven a una reflexión sobre la igualdad en el campo forestal y ambiental y lo que aún falta desde las políticas, el desarrollo y también la ciencia para forjar un mundo con iguales oportunidades para todos. Estas son 8 respuestas, en el 8 de marzo, a la pregunta: ¿Por qué incorporar el género en el ámbito forestal y climático es crucial para todos?

  1. Para evitar un impacto perjudicial de los proyectos ambientales sobre las mujeres

“No existe la neutralidad de género cuando se trata de los bosques”, dice Anne Larson de CIFOR, quien explica que muchas veces los líderes de las comunidades, que a menudo son hombres, piensan que las mujeres no deberían estar presentes en las reuniones. Hacer frente a las prácticas usuales de los poblados puede ser intimidante y quienes intervienen puede que quieran evitar conflictos, así que evitan el tema.

“La solución fácil es no hacer nada. Pero en mi opinión eso tiene que cambiar. A partir de la literatura existente, queda muy claro que esto ha ocurrido una y otra vez, en especial en lo que respecta a las iniciativas forestales: las personas llegan a los poblados con prejuicios preexistentes, como suponer que los hombres tienen una relación más estrecha con el bosque, y que ello significa que básicamente solo pueden trabajar con hombres”, dice Larson.

Pero esto puede conducir a cambios que refuercen estos estereotipos o incluso agraven las estructuras de poder existentes, e involuntariamente quiten tierras a las mujeres o “les impongan una mayor carga laboral mientras que los hombres plantan árboles y reciben todos los beneficios”, dice Larson.

Para la investigadora, “incluso en comunidades donde el bosque es utilizado principalmente por hombres, las mujeres siguen siendo actores importantes”. Por ello, la única manera en que los proyectos ambientales y de desarrollo pueden evitar tener un impacto perjudicial en las mujeres es incorporando de manera explícita cuestiones relacionadas con el género en su diseño.

  1. Porque no tomar en cuenta los temas de género puede comprometer la eficiencia y sostenibilidad de las iniciativas climáticas

No abordar una aproximación al género en las iniciativas basadas en bosques y árboles frente al cambio climático no solo puede afectar el avance hacia la igualdad, sino socavar la eficiencia y la sostenibilidad de los esfuerzos de mitigación y adaptación. Esto fue destacado por el investigador de CIFOR y co-coordinador del equipo de género Markus Ihalainen quien indica que a menudo las intervenciones sin abordaje de género también corren el riesgo de producir un impacto negativo en los grupos marginados.

A pesar de la creciente literatura científica sobre el tema, los formuladores de políticas forestales a menudo pasan por alto las cuestiones de género. Por ejemplo, aunque muchas de las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional (INDC por sus siglas en inglés) incluyen objetivos relacionados con el sector forestal, la mayoría de las 25 INDC revisadas por la investigación de CIFOR no mencionan el género o se refieren a él solo de manera superficial.

Abordar el tema de la igualdad de género en la gestión del paisaje permite a las personas tomar decisiones sobre sus vidas y medios de subsistencia y también aumenta la probabilidad de acciones exitosas frente al clima.

“Por eso es tan importante asegurarse de que las referencias a los derechos humanos y la igualdad de género ocupen un lugar destacado en los documentos que se están gestando en las conversaciones climáticas”, advierte el investigador.

  1. Porque los procesos inclusivos pueden dar resultados más equitativos y con mejor desempeño ambiental

Diversos estudios sobre la participación de las mujeres en los programas de conservación han revelado que los procesos inclusivos pueden producir resultados más equitativos, y que los grupos de usuarios de los bosques más inclusivos tienden a mostrar un mejor desempeño ambiental.

Para ello, el científico de CIFOR, Markus Ihalainen, indica que es necesario crear sinergias. Sin embargo, las sinergias no pueden simplemente darse por sentadas, es importante crearlas a través del análisis de género, datos sólidos y una planificación adecuada.

“Abordar el tema de la igualdad de género en la gestión del paisaje permite a las personas tomar decisiones sobre sus vidas y medios de subsistencia y también aumenta la probabilidad de acciones exitosas frente al clima”, afirma, destacando que el éxito a largo plazo de los cambios que se requieren en sector del uso de la tierra dependerá de la colaboración tanto de las mujeres como de los hombres que utilizan esas tierras para su subsistencia. 

  1. Para que los intereses de las mujeres (y de las comunidades) no queden fuera del mapa

En 2015, científicos de CIFOR y la Universidad Agraria la Molina en Perú pidieron a pobladores indígenas de la región del Río Napo de Perú que les ayudaran a trazar un mapa de las tierras de la comunidad para ver cómo las usaban. A diferencia de los hombres, el mapa elaborado por las mujeres indígenas contenía información detallada y precisa sobre la ubicación de productos forestales no maderables, que eran claves para la comunidad.

Sin embargo, quienes intervienen en los procesos de titulación colectiva, en particular los técnicos de gobierno muchas veces carecen de formación intercultural y de género. La investigación evidenció así que el abundante conocimiento de las mujeres sobre sus tierras tiende a permanecer invisible, en este caso en los procesos de tenencia y titulación de la tierra. En consecuencia, las áreas importantes para los medios de vida de las mujeres y sus familias pueden quedar fuera del territorio comunitario si quienes intervienen no se aseguran de escucharlas.

De otra forma, podría conllevar a que otras personas usen o desmonten las tierras, o incluso a que el gobierno otorgue el título de propiedad a alguien más.

“No podemos asumir que en lo colectivo habrá igualdad. Debemos tener cuidado de no empeorar la situación de los grupos vulnerables cuando estamos promoviendo esta clase de reformas”, dice Iliana Monterroso, científica de CIFOR y co-coordinadora del equipo de género.

Por ello, los investigadores recomiendan que las intervenciones aborden el género para asegurarse que los intereses de todos sean atendidos.

“Se espera que las intervenciones gubernamentales no exacerben las desigualdades existentes, pero no incluir a las mujeres, justamente, hace esto, advierte Monterroso.

  1. Porque todos se benefician cuando las mujeres participan

Cuando las mujeres tienen participación en la gestión de los bosques y la pesca, hay mejores resultados para las personas y para la naturaleza. Este fue el hallazgo de un estudio que examinó toda la bibliografía existente al respecto, en un esfuerzo conjunto entre el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), el Instituto Internacional de Medio Ambiente y DesarrolloThe Nature ConservancyWildlife Conservation Societyla Universidad de Manchester, la Universidad de Minesota, ICF International y USAID.

El estudio revisó 11 000 publicaciones científicas donde encontró clara evidencia de mejoras en la gestión cuando las mujeres estaban involucradas en el manejo de los recursos.

“Aunque se trata solo de un indicio, creo que es probable que determinemos que este manejo de recursos naturales funciona mejor cuando hombres y mujeres están a cargo de la toma de decisiones. Esto ya se ha encontrado en otras áreas como los negocios, por ejemplo, donde ya está establecido que las empresas que tienen hombres y mujeres en sus directorios funcionan mejor en términos financieros”, dice el investigador de The Nature Conservancy, Craig Leisher, quien lideró estudio.

Por otro lado, un conjunto creciente de investigación empírica en todo el mundo encuentra que el fortalecimiento de la tenencia de las mujeres verdaderamente conduce a una mejora en los ingresos de los hogares por medio de mayor inversión en la parcela agrícola y la educación de los hijos, por ejemplo.

  1. Por la seguridad alimentaria

Según la Organización de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Las mujeres producen entre el 60 y el 80 % de los alimentos de los países en desarrollo e incluso la mitad de los alimentos de todo el mundo. Sin embargo, apenas se ha empezado a reconocer su papel clave como productoras y suministradoras de alimentos y su contribución esencial a la seguridad alimentaria del hogar.

Los estudios de la FAO confirman que la mujer tiene mayores dificultades que el hombre a la hora de acceder a recursos como la tierra y el crédito y los insumos y servicios que aumentan la productividad.

Sin embargo, si las mujeres tuvieran el mismo acceso a los fondos que los hombres, los rendimientos aumentarían entre un 20-30 % y el número total de personas hambrientas en el mundo se reduciría en un 17 %, lo que equivale a 150 millones menos de personas hambrientas, dijo en un evento de la COP25 Jenna Jadin, directora de coordinación de programas y servicios técnicos en RECOFTC.

“Una gran cantidad de personas serían beneficiadas con solo darles a las mujeres el acceso a los recursos que tienen los hombres”, dijo.

El limitado acceso de la mujer a los recursos y su insuficiente poder adquisitivo derivan de factores sociales, económicos y culturales, todos interrelacionados, que le relegan a un papel subordinado, en detrimento de su propio desarrollo y el de la sociedad en su totalidad, algo que también necesita cambiar según los investigadores. 

  1. Por las sinergias entre múltiples objetivos

Alcanzar la igualdad de género y objetivos climáticos o de restauración de paisajes podría ser posible si se abordan cuestiones de género en la planificación e implementación.

Hasta la fecha, a pesar de las posibles sinergias entre los esfuerzos por la igualdad de género y la acción climática sostenible, las consideraciones de género se abordan por lo general de manera superficial en la política y programación climáticas –si es que finalmente se abordan–, dijo Markus Ihalainen de CIFOR en un evento paralelo de la COP25 organizado por CIFOR, World Agroforestry (ICRAF) y el Center for People and Forests (RECOFTC).

Asimismo, la restauración del paisaje forestal (FLR) está ganando mucho impulso político y en la actualidad está en centro de atención. Sin embargo, en términos de género y FLR, el debate hasta ahora ha sido un tanto amplio y general, dice Ihalainen.

Por ello, indica que se necesita generar un debate de fondo al respecto, para conocer cuáles son los desafíos y oportunidades concretos para el género en la FLR.

Según el investigador, la FLR brinda oportunidades a las mujeres para tener una mayor inclusión en la toma de decisiones sobre el uso de la tierra y para participar en las acciones de plantación y restauración, con potenciales beneficios para su bienestar general.

“Estudios realizados en Mali, por ejemplo, demuestran que existen oportunidades para aprovechar las sinergias entre la restauración y el bienestar de las mujeres y que las opciones de restauración que abarcan ciertas especies nativas, a diferencia de las especies madereras de rápido crecimiento, pueden mejorar las capacidades de adaptación de las mujeres”, agregó.

  1. Porque el cambio transformador necesita de todos

“Las mujeres son administradoras de la tierra y tienen conocimientos y usos diferentes a las de los hombres”, dice Anne Larson de CIFOR.

“No solo tienen percepciones sobre diferentes aspectos, sobre los impulsores de la degradación y sobre los beneficios potenciales de la recuperación del ecosistema”.

En un evento sobre tierra y pobreza en Washington, Larson destacó que muchas iniciativas vinculadas a los bosques en el pasado no han incluido a las mujeres, asumiendo que los jefes de familia, varones, reflejan los intereses y las necesidades de sus esposas.

“Muchas iniciativas fallaron al no considerar las formas preferidas por las mujeres, que son diferentes a las preferencias de los hombres. Pero dejar a las mujeres fuera de las soluciones significa desaprovechar las contribuciones de la mitad de la población, la posibilidad de tener un conocimiento más completo del problema y de tener el doble de soluciones sostenibles y el doble de personas trabajando para hacer posibles los cambios que necesitamos para la salud futura de nuestro planeta”, agregó.

 

(Visited 1 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org