Compartir
0

Más información

El futuro que temíamos está aquí. Con el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) se confirma que las actividades humanas tienen relación directa con el aumento de las temperaturas en el mundo. Sin embargo, los científicos aseguran que aún existe una esperanza si implementamos ahora medidas urgentes.

Para evitar que los peores efectos del cambio climático nos alcancen, será necesario reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero de manera rápida y sostenida. En esa tarea, los bosques tienen un rol clave, junto a otras soluciones basada en la naturaleza, la ciencia y el conocimiento local.

A continuación, le presentamos nuestra selección de cinco noticias forestales de agosto.

  1. Estudio revela el impacto de los árboles en la temperatura del planeta

Las hemos visto tantas veces en el cielo que nos hemos acostumbrado a sus variadas formas, pero las nubes serían un indicador a considerar para las metas de restauración de acuerdo con un nuevo estudio realizado por la Universidad de Princeton y publicado en la agencia Europa Press.

El estudio destaca que las formaciones de nubes más densas asociadas con áreas boscosas significan que la reforestación probablemente sería más efectiva para enfriar la atmósfera de la Tierra de lo que se pensaba anteriormente.

Los investigadores a cargo modelaron interacciones entre diferentes tipos de vegetación y la capa límite atmosférica, es decir, la capa más baja de la atmósfera que interactúa directamente con la superficie de la Tierra para así determinar si la formación de nubes se ve afectada de manera diferente por el tipo de vegetación.

Sus modelos mostraron que las nubes se forman, en efecto, con mayor frecuencia sobre las áreas boscosas, con respecto a otras con pocas vegetación. Además, notaron que en las áreas boscosas la formación de nubes tiende a iniciar en la tarde, lo que resulta no solo en más duración de las nubes sino en tiempo para enfriar la atmósfera.

Conoce más: https://bit.ly/3yExw36

  1. ¿Cuál es la relación entre el humo de los incendios forestales y las lluvias? 

Los incendios forestales no solo destruyen todo a su paso, sino que según un nuevo estudio difundido en National Geographic, el humo que produce puede estar dificultando que las nubes precipiten agua y alivien las sequías, produciendo un ciclo de retroalimentación “muy aterrador” que perpetuaría su propia existencia.

La causa de esto tiene como protagonista a los detritos que se disparan hacia la atmósfera. Estos trozos oscuros y carbonizados de material orgánico se juntan en pequeños grupos con un tamaño adecuado para formar gotas de nubes. De acuerdo con la investigación publicada en Geophysical Research Letters, estas partículas de humo hacen que algunas nubes sean más densas y más compactas y tienen menores probabilidades de precipitarse debido a que no son los suficientemente pesadas como para caer al suelo y, en cambio, permanecen flotando en el aire.

En general, los modelos climáticos sugieren una reducción de las precipitaciones inducida por el humo en gran parte del planeta. Este hecho preocupa a los investigadores que ven como todas las piezas del rompecabezas del cambio climático pueden empujar hacia peores condiciones, con temperaturas más altas, condiciones más secas y menos precipitaciones.

Conoce más: https://bit.ly/3tasVEQ

  1. Avances en Pagos por Servicios Ambientales en Brasil

A medida que los países buscan soluciones para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones de carbono acordados internacionalmente, el interés por instrumentos financieros como el Pago por Servicios Ambientales (PSA) aumenta. La agencia IPS Noticias informó en un artículo reciente que Brasil viene implementando proyectos de PSA con los que espera revertir la tendencia no sostenible y encaminarse al cumplimiento de sus objetivos climáticos. Además, con la aprobación del marco regulatorio del PSA en el país, los especialistas confían en que se acelere su implementación y que la ley estimule más proyectos y programas.

El PSA es un esquema que ofrece recompensas -financieras o en términos de otros servicios- a los productores, comunidades y propietarios de tierras que conservan la vegetación nativa.  Dos de estos ejemplos y sus posibles beneficios se pueden ver tanto en el proyecto Apuí del Instituto de Conservación y Desarrollo Sostenible de la Amazonia, en el que la organización trabaja con agricultores para producir café en un sistema agroforestal, con un bajo impacto ambiental debido a la combinación de la plantación de cultivos de grano con especies nativas, simulando el funcionamiento de un bosque.

PSA Soja Brasil es otro proyecto piloto desarrollado en el sur de Maranhao por la Alianza Forestal Tropical (TFA), que busca que los productores de soya reduzcan la importante huella de carbono y agua de sus cultivos y conserven la biodiversidad de la región. En ambos casos, los agricultores reciben una compensación proporcional a sus resultados mediante por integrar prácticas más sostenibles.

Conoce más: https://bit.ly/38C24rI

  1. La gestión de los bosques del mundo con enfoque en el agua

La relación entre los bosques y el agua ha vuelto a ponerse de relieve en la Semana Mundial del Agua con el lanzamiento de A Guide to Forest-Water Management. De acuerdo con el portal iAgua, se trata de la primera publicación global integral que proporciona orientación sobre la contribución de los bosques para un enfoque holístico de la gestión de los recursos hídricos, incluida la gestión, el seguimiento y la valoración de los bosques para proporcionar servicios ecosistémicos relacionados con el agua como las funciones de protección contra la erosión del suelo y las costas, las inundaciones y las avalanchas.

Al ser parte integral del ciclo del agua, los bosques y los árboles desempeñan un papel importante en la regulación de la cantidad, la calidad y el tiempo del agua, por eso su conexión es esencial para lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Esta nueva guía, que ha sido coeditada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO), el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, el Servicio Forestal de los Estados Unidos y sus socios, pide una gestión forestal mejorada que dé prioridad a la provisión de servicios ecosistémicos relacionados con el agua.

Conoce más: https://bit.ly/3yizaHp

  1. No ignorar los paisajes gestionados en las metas de la biodiversidad

El portal del Global Landscape Forum publicó un artículo en el que destaca la importancia de abordar la gestión de los paisajes agrícolas y gestionado para las metas de la biodiversidad. En un reciente panel, expertos en biodiversidad y enfoque de paisajes destacaron que es erróneo creer que los paisajes utilizados por los seres humanos no son fundamentales para la conservación de la biodiversidad, y señalaron que dejarlos de lado en los esfuerzos de conservación sería negligente.

Actualmente, el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) de las Naciones Unidas se encuentra en las etapas finales de negociación de su nueva estrategia, el Marco Mundial para la Diversidad Biológica Posterior a 2020 (GBF por sus siglas en inglés). Este nuevo marco incluye una serie de nuevos añadidos con los que se espera que tenga más éxito que el anterior. Aunque algunos científicos consideran que aún tiene que ampliar su enfoque de protección del hábitat natural hacia enfoques de paisaje que incluyan paisajes agrícolas y gestionados.

Un documento técnico escrito en coautoría por CIFOR-ICRAF, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la agencia de desarrollo alemán GIZ destaca que “el primer borrador [del GBF] aún presenta las debilidades de las Metas de Aichi debido a que subestima, e incluso ignora, la importancia de los paisajes agrícolas y gestionado para la conservación de la diversidad biológica”. De acuerdo con el documento, aunque la meta 10 del nuevo GBF sí aborda los paisajes gestionados, pasa por alto en su redacción actual que la gestión sostenible a menudo es equiparada con la intensificación, la cual podría reducir el tamaño de los paisajes agrícolas, pero con efectos nocivos sobre la diversidad biológica debido a la utilización de pesticidas o el uso excesivo de agua y fertilizantes.

Conoce más: https://bit.ly/3DH8tAp

(Visited 1 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org