Compartir
0

Más información

*Nota del editor: Esta es una traducción del artículo en inglés The golden rules for restoring forestland, publicado originalmente en Agroforestry News.*

Para que las próximas generaciones hereden un planeta habitable, necesitamos mitigar la crisis climática de forma urgente. Una solución que ha sido ampliamente adoptada es plantar muchos árboles para reemplazar aquellos que se han perdido junto con los servicios que brindan, como la captura de carbono, el refugio de la biodiversidad y la mejora de la productividad agrícola.

Muchas iniciativas que persiguen precisamente este objetivo están en marcha en todo el mundo, la mayoría implementando un enfoque para la restauración de los bosques y paisajes que apunta a recuperar la funcionalidad ecológica de los paisajes deforestados o degradados y mejorar el bienestar de las personas.

Sin embargo, existe una creciente preocupación de que algunas de las más ambiciosas de estas iniciativas probablemente no logren los objetivos interconectados de secuestro de carbono, recuperación de la biodiversidad y medios de vida sostenibles porque sus objetivos podrían ser demasiado limitados y las metas tan elevadas que son irreales.

Esto podría llevar a consecuencias negativas inesperadas, como el desplazamiento de la biodiversidad nativa, en particular, debido a la destrucción de ecosistemas no forestales; el incremento de especies invasoras; la reducción de los servicios de polinizadores; la reducción de las tierras de cultivo y, por tanto, de la producción de alimentos; la interrupción de los ciclos del agua; la disminución del carbono almacenado en la biomasa aérea; la reducción del carbono orgánico del suelo; y la disminución del albedo en las zonas boreales, provocando incrementos de temperatura.

“Estos resultados negativos se asocian principalmente con el uso extensivo de plantaciones de monocultivos exóticos, en lugar de enfoques de restauración que fomentan una mezcla diversa y rica en carbono con especies de árboles nativos”, dijo Susan Chomba, coautora de un artículo científico, y gerente de Regreening Africa, un proyecto financiado por la Unión Europea, que tiene como objetivo restaurar 1 millón de hectáreas en Etiopía, Ghana, Kenia, Mali, Nigeria, Ruanda, Senegal y Somalia. “Otro estudio estimó que solo un tercio de los compromisos asumidos en el marco del Desafío de Bonn tienen como objetivo restaurar los bosques naturales”.

En regiones que anteriormente tenían áreas forestales naturales, y que están actualmente abandonadas, el equipo propone un “enfoque de bosque nativo” para la restauración, que tiene como objetivo incrementar la cantidad de captura de carbono y otros servicios ecosistémicos, acelerar la recuperación de la biodiversidad y generar medios de vida sostenibles. Este enfoque enfatiza la protección y restauración de los elementos de los bosques nativos dentro de un mosaico de usos de la tierra, tales como 1) Bosque nativo existente, priorizado para su protección con el fin de mantener las reservas de carbono, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y conservar la biodiversidad; 2) Bosque nativo restaurado, para maximizar las tasas de secuestro de carbono y la recuperación de biodiversidad y los servicios ecosistémicos, generando beneficios económicos sostenibles; 3) Bosques nativos de sustento, para maximizar los beneficios económicos para las comunidades locales al tiempo que se incrementa significativamente la captura de carbono, la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, en comparación con las plantaciones de monocultivo intensivo; 4) Restauración y gestión sostenible de tierras agrícolas existentes, incluso mediante la agroforestería, para proporcionar una combinación de beneficios de captura de carbono, biodiversidad y medios de vida, y reducir la presión sobre los bosques nativos; y 5) Ecosistemas no forestales nativos protegidos (por ejemplo, pastizales, sabanas, humedales).

El equipo se basó en la evidencia y su experiencia para desarrollar diez “reglas de oro” que respalden paisajes que, en conjunto, incrementan la captura de carbono y brindan beneficios para la biodiversidad, los servicios ecosistémicos y los medios de vida sostenibles.

“La plantación de árboles no solo ocurre en los boques”, dijo Chomba. “También está sucediendo en tierras agrícolas como una forma de agroforestería. Un país como Kenia obtiene la mayor parte de su madera de las granjas. Cuando los árboles son plantados en sistemas agrícolas, existen interacciones complejas entre los árboles y los cultivos y/o los árboles y el ganado. Para optimizar las sinergias y minimizar las compensaciones (trade-offs), es importante que los proyectos trabajen en estrecha colaboración con los agricultores para seleccionar las especies de árboles correctas para el propósito correcto.

Las especies nativas están bien adaptadas a las condiciones locales del clima y el suelo, son excelentes para la biodiversidad y brindan una variedad de servicios ecosistémicos, pero pueden no ser óptimas para proporcionar retornos rápidos, como madera y varas para la construcción.

Los árboles frutales pueden requerir mejoras mediante técnicas de propagación vegetativa para que los agricultores obtengan mayores rendimientos y retornos económicos más rápidos.

“Nuestro artículo presenta un audaz conjunto de 10 reglas, que cuando se aplican para guiar nuestro pensamiento sobre el cultivo de árboles con diferentes partes interesadas, conducirán a resultados más sostenibles para las personas y la naturaleza “.

Las reglas de oro están diseñadas para ayudar a los responsables de la toma de decisiones, asesores y profesionales a evitar muchos de los problemas que surgen en las iniciativas de plantación de árboles a gran escala. Y han sido pensadas para sintonizar con los Principios y Estándares Internacionales para la Práctica de la Restauración Ecológica.

Las diez reglas de oro para la reforestación para optimizar el secuestro de carbono, la biodiversidad, la recuperación ecológica y los beneficios de los medios de vida son:

1) Proteger primero el bosque existente

2) Trabajar juntos (involucrando a todas las partes interesadas)

3) Apuntar a maximizar la recuperación de la biodiversidad para cumplir con múltiples objetivos

4) Seleccionar las áreas apropiadas para la restauración

5) Utilizar la regeneración natural donde sea posible

6) Seleccionar las especies para maximizar la biodiversidad

7) Utilizar material vegetal resiliente (con variabilidad genética y procedencia adecuadas)

8) Planificar con anticipación la infraestructura, la capacidad y el suministro de semillas

9) Aprender haciendo (utilizando un enfoque de gestión adaptativa)

10) Hacerlo rentable (asegurando la sostenibilidad económica del proyecto)

El equipo de investigación se centró en el diseño de estrategias a largo plazo para abordar las crisis climáticas y de biodiversidad, y apoyar las necesidades de las personas de medios de vida sostenibles. Hicieron hincapié en el papel de las comunidades locales como fuentes de conocimiento indígena y los beneficios que podrían derivar de la reforestación que trae de vuelta un ecosistema que funciona bien y ofrece una amplia gama de productos y servicios forestales.

Si bien no existe una receta simple y universal para la restauración forestal, escriben los autores, es crucial aprovechar el creciente interés público y privado en esta área para garantizar que las intervenciones proporcionen sumideros de carbono efectivos a largo plazo y maximicen los beneficios para la biodiversidad y las personas.

Nota:  El estudio será lanzado en el marco de la conferencia virtual Reforestación para la Biodiversidad, Captura de Carbono y Medios de Vida, programada del 24 al 26 de febrero, en la que CIFOR-ICRAF es socio colaborador.

*Regreening Africa es un proyecto de cinco años financiado por la Unión Europea que busca revertir la degradación de la tierra entre 500 000 hogares y en 1 millón de hectáreas en ocho países del África subsahariana. Al incorporar árboles en tierras de cultivo, tierras comunales y áreas de pastoreo, los esfuerzos de reverdecimiento hacen posible recuperar los paisajes degradados de África.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org