Investigación

Resultados de estudio sobre canon por la tierra en Camerún aportan lecciones para REDD+

Una evaluación de la agricultura a gran escala en Camerún ha mostrado que las reformas en la distribución de beneficios de la tierra podrían ayudar a desarrollar un mecanismo de ingresos y pagos para REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques), esclarecer la base jurídica de la gestión de la tierra en el país y ayudar a combatir la pobreza rural. En medio de la creciente demanda de tierras agrícolas y permisos mineros, científicos del Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR) se propusieron evaluar el mecanismo que rige el canon de renta por la tierra en la agroindustria de Camerún. Los resultados del estudio, que han sido presentados a parlamentarios, aumentan las esperanzas de que una legislación revisada pueda allanar el camino para la implementación exitosa de REDD+.
Compartir
0
CIFOR scientists have found schemes for agro-industry to compensate landowners in 40 villages throughout Cameroon were ineffective, inefficient and inequitable.

Más información

Bosque cerca de la aldea de Ngon, distrito de Ebolowa, Camerún. La mayoría de sistemas de compensación a propietarios de tierras en 40 aldeas de todo Camerún fueron ineficaces, ineficientes e inequitativos, según un estudio. Foto: Ollivier Girard/CIFOR.

Bosque cerca de la aldea de Ngon, distrito de Ebolowa, Camerún. La mayoría de sistemas de compensación a propietarios de tierras en 40 aldeas de todo Camerún fueron ineficaces, ineficientes e inequitativos, según un estudio. Foto: Ollivier Girard/CIFOR.

Cameroon - Bogor, Indonesia — Una evaluación de la agricultura a gran escala en Camerún ha mostrado que las reformas en la distribución de beneficios de la tierra podrían ayudar a desarrollar un mecanismo de ingresos y pagos para REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques), esclarecer la base jurídica de la gestión de la tierra en el país y ayudar a combatir la pobreza rural.

En medio de la creciente demanda de tierras agrícolas y permisos mineros, científicos del Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR) se propusieron evaluar el mecanismo que rige el canon de renta por la tierra en la agroindustria de Camerún.

Los resultados del estudio, que han sido presentados a parlamentarios, aumentan las esperanzas de que una legislación revisada pueda allanar el camino para la implementación exitosa de REDD+.

“Un mes antes de la publicación del documento, fui invitado a presentar los resultados ante un comité parlamentario”, dijo Samuel Assembe Mvondo, autor principal del estudio y científico de la oficina regional de CIFOR en Camerún. “Los resultados fueron una gran sorpresa para muchos de ellos. Algunos no estaban al tanto del problema del canon por la tierra”.

El estudio, Assessment of the effectiveness, efficiency and equity of benefit-sharing schemes under large-scale agriculture (Evaluación de la eficacia, eficiencia y equidad de los sistemas de distribución de beneficios en la agricultura a gran escala: lecciones del canon por a tierra en Camerún), apareció en el European Journal of Development Research.

Salvo algunas excepciones, el estudio encontró que la mayoría de sistemas de compensación de la agroindustria a los propietarios de tierras en 40 aldeas de todo Camerún fueron ineficaces, ineficientes e injustos.

“Aunque la legislación que rige el canon por la tierra entró en vigor a mediados de la década de 1970, nunca ha habido un estudio o evaluación de su funcionamiento”, dijo Assembe Mvondo. “Es sabido que la gobernanza en Camerún es deficiente, por lo que los resultados del estudio no me sorprenden. Esperemos que los políticos tengan en cuenta nuestras recomendaciones cuando vuelvan a examinar las leyes sobre la tierra”.

INEFICACES, INEFICIENTES, INJUSTOS

Los investigadores seleccionaron cinco filiales de empresas multinacionales que operan en el sector agroindustrial de Camerún para evaluar los mecanismos de pago del canon por la tierra. Las cinco, mantenidas en el anonimato por cuestiones legales, operan en los sectores de la palma aceitera, el caucho, el banano y la caña de azúcar.

Sólo dos de estas empresas funcionaban en tierras “nacionales” —tierras que ya no eran de propiedad privada o pública— y por lo tanto debían pagar un canon a las municipalidades y comunidades. La empresa de palma aceitera, la filial de una empresa francesa, opera cinco plantaciones en seis municipios en tres regiones (provincias) que cubren más de 78 000 hectáreas. La empresa de caña de azúcar, también parte de una empresa multinacional francesa, produce más de 140 000 toneladas de azúcar al año.

El estudio encontró que el mecanismo de canon por la tierra no era eficaz. Mientras que las comunidades cercanas a la plantación de caña de azúcar reciben su parte de la renta por la tierra, pasa lo contrario con las comunidades cercanas a las plantaciones de palma aceitera. Citando a SHERPA, una organización de la sociedad civil, los investigadores vincularon la falta de pago a las malas condiciones de vida de los empleados y comunidades locales que viven cerca de la plantación de palma aceitera.

¿Por qué no funciona consistentemente el mecanismo?

En una entrevista con los investigadores, un funcionario del ministerio sugirió que los empleados públicos a cargo de la recaudación de ingresos estaban malversando fondos. De hecho, alrededor de 30 millones de euros (41 millones de USD) fueron malversados en 2011 con la complicidad de funcionarios encargados de la administración de tierras, según el estudio, que citó a la Comisión Nacional Anticorrupción (CONAC) de Camerún.

El estudio también encontró niveles inconsistentes de eficiencia. Mientras que la empresa de caña de azúcar utiliza un sistema descentralizado que pone cheques directamente en las manos de los beneficiarios, la empresa de palma aceitera paga regalías a un fondo tributario centralizado ubicado a 300 kilómetros de distancia en la capital, Yaundé. Los costos de transacción son altos y riesgosos, dice el estudio, lo cual crea ineficiencia y también en parte explica por qué las comunidades no reciben los pagos.

Los investigadores también exploraron dos cuestiones relacionadas con la equidad.

Por un lado, si bien las comunidades circundantes a la plantación de caña de azúcar reciben pagos, su participación legal del 20% es la mitad de lo recibido por el Estado y las municipalidades locales. En consecuencia, sugiere el estudio, el sistema incorpora un sesgo contra las comunidades locales

Por otro lado, las municipalidades utilizan las rentas por la tierra para cubrir gastos corrientes tales como el pago de salarios, y no para invertir en el desarrollo sostenible. En algunas aldeas, las rentas por la tierra no han producido ninguna mejora significativa en las condiciones de vida. Incluso las municipalidades que sí invierten en proyectos comunales no han reducido la pobreza a nivel del hogar.

“Los ingresos del canon por la tierra no se utilizan de manera diferente que las regalías forestales”, dijo Assembe Mvondo. “No se invierten de manera significativa en salud, electricidad, agua o educación”.

RIESGO DE CONFLICTOS

Según los investigadores, el caso de la empresa de palma aceitera muestra claramente que el modelo actual de la renta por la tierra es deficiente, incompleto e injusto. Favorece la relación entre el Estado y los operadores económicos en detrimento de las municipalidades, en particular las comunidades locales cercanas a las plantaciones.

“Otros investigadores han mostrado que cuando la población local ha perdido sus tierras tradicionales ante las plantaciones agroindustriales, habrá —tarde o temprano— protestas y conflictos violentos entre los lugareños oprimidos y el Estado o la empresa”, dijo Assembe Mvondo.

De hecho, la sociedad civil ya ha lanzado protestas contra los planes de ampliación de una empresa de palma aceitera estadounidense. Mientras tanto, dice Assembe Mvondo, algunas protestas contra la empresa de caucho que opera en tierras públicas (y por tanto no tiene la obligación legal de compensar a las comunidades) han sido violentas, y un líder ha sido detenido. Para un estudio de seguimiento, Assembe Mvondo está haciendo un seguimiento de la evolución de la gobernanza corporativa de la empresa de caucho para determinar cómo abordan los diferentes propietarios las cuestiones de responsabilidad social empresarial.

SENTANDO LAS BASES PARA REDD+

Los investigadores recomiendan varias formas de mejorar la distribución de beneficios de las rentas por tierras nacionales, señalando que estas mejoras también son condiciones previas para cualquier futuro programa REDD+ en Camerún.

Las recomendaciones incluyen realizar un inventario sistemático de las tierras nacionales ocupadas, concedidas o arrendadas; asegurar que todos los operadores paguen rentas por la tierra como lo requiere la ley, lanzar ofertas competitivas para tierras nacionales abiertas a la inversión y asegurar que se publique toda la información relacionada con la ocupación o utilización de tierras nacionales.

A través del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques, el Banco Mundial ha aprobado la Propuesta de Preparación de Readiness de Camerún para REDD+, dijo Assembe Mvondo. Ahora el país está empezando a elaborar una estrategia nacional, y algunos proyectos piloto ya están operando en el campo.

“Creo que es importante que los diseñadores del mecanismo de distribución de beneficios para REDD+ en Camerún sepan cómo la Constitución ha establecido rentas por la tierra para las comunidades”, dijo. “De esta manera, pueden evitar los errores del pasado, y asegurar que el mecanismo sea eficaz, eficiente y equitativo”.

Para más información sobre las cuestiones planteadas en este artículo, contáctese con Samuel Assembe Mvondo, s.assembe@cgiar.org.

Esta investigación forma parte del Programa de Investigación de CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería y fue apoyada en parte por NORAD, AusAID, DFID y la Comisión Europea.

(Visited 43 times, 1 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org