Compartir
0

Más información

Recuperarse del impacto de una guerra requiere no sólo de repensar y reformar políticas que reparen las estructuras sociales, culturales y económicas, también requiere de esfuerzos conjuntos para restaurar los daños causados a la biodiversidad y la degradación de los paisajes.

Durante la guerra de Vietnam (1955-1975), conocida en aquel país como la Guerra de Estados Unidos de América, grandes extensiones de tierra fueron diezmadas con herbicidas químicos que fueron rociados en cantidades masivas en bosques y campos durante las operaciones militares de los Estados Unidos.

Las iniciativas de restauración en Vietnam comenzaron en la década de 1980, y hasta el año 2000 se habían plantado dos millones de hectáreas de bosques. Con los años se incrementaron los esfuerzos y actualmente el país cuenta con 4,2 millones de hectáreas de plantaciones forestales. Esto equivale al 26 % del total del área forestal, la cual asciende a 14,6 millones de hectáreas.

Aproximadamente dos tercios de estas plantaciones forestales, que contienen principalmente árboles de eucalipto y acacias, son gestionados por pequeños productores.

Estas acciones, diseñadas principalmente para satisfacer la demanda de madera para usos industriales y elevar el ingreso en las zonas rurales, colocan a Vietnam entre el grupo de países asiáticos que ha incrementado su cobertura forestal y ha fortalecido muchas de las funciones ecológicas de sus bosques, aseguran los autores de un nuevo trabajo de investigación publicado en la revista científica Forests.

“Aunque la extensión de estos nuevos bosques es bien conocida, aún no existe suficiente investigación sobre los servicios ecosistémicos que ofrecen”, señaló Kiran Paudyal, autor principal del estudio. “Los servicios ecosistémicos son las contribuciones directas e indirectas de los ecosistemas al bienestar humano. Entre ellos se incluyen el suministro de bienes, la regulación, y hábitats”.

DINÁMICAS DE LAS PLANTACIONES

Investigadores del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), de la Universidad de Melbourne de Australia (UoM) y la Academia de Ciencias Forestales de Vietnam (VAFS) midieron los servicios ecosistémicos que ofrecen las plantaciones forestales en Vietnam, utilizando un marco desarrollado por investigadores de CIFOR y la UoM.

Con este trabajo, que es parte de un proyecto multidisciplinario más amplio que abarca la República Democrática Popular Lao (Laos) y Vietnam, los investigadores buscaban aprender más sobre el manejo de paisajes, en un contexto en el que aumentan las presiones que ejerce la población sobre los bosques.

Los investigadores evaluaron el cambio de uso de suelo entre 2005 y 2015 en las provincias de Quang-Tri y Thien-Hue en la región central de Vietnam, donde los gobiernos provinciales y nacional han estado apoyando la restauración forestal para la protección de las cuencas y la producción de madera desde la década de 1980.

“Por medio de datos satelitales aprendimos que el cambio de uso de suelo, principalmente la conversión de tierras no forestales a plantaciones forestales, mejoró significativamente la capacidad del paisaje para ofrecer servicios ecosistémicos, afirmó Himlal Baral, investigador sénior de CIFOR y coautor del artículo.

“Aunque la expansión de los bosques plantados y el aumento de áreas forestales pobres en tierras anteriormente sin bosques redujo la capacidad del paisaje para abastecer de agua fresca, otros beneficios ecológicos aumentaron, como son la retención de sedimentos, provisión de hábitat y la captura de carbono”, explicó Baral.

Al evaluar los beneficios de los servicios ecosistémicos ofrecidos por las plantaciones forestales, los investigadores pueden ayudar a definir estrategias para el manejo efectivo de la tierra que sirvan a los responsables de la formulación de políticas, a los administradores de los bosques y otros actores.

“Nuestro equipo desarrolló opciones de políticas para mejorar los resultados de sostenibilidad de las plantaciones”, dijo Rod Keenan, profesor de la UoM y líder de proyecto del estudio.

“Los hallazgos indican que, con los inversionistas correctos y con las políticas adecuadas, las plantaciones pueden ofrecer beneficios de largo plazo a las comunidades y al medioambiente, al tiempo que apoyan el desarrollo de la industria local”.

 

EL CUADRO COMPLETO

En todo el mundo, los bosques naturales se están reduciendo, mientras las plantaciones forestales prosperan. Entre 2010 y 2015, los bosques plantados aumentaron en unos 12,3 millones de hectáreas, lo que equivale a un 7 % de la cobertura forestal actual a nivel mundial.

Baral advierte que convertir bosques intactos o naturalmente manejados en plantaciones, si bien permite una mayor producción de madera, también provoca la pérdida de muchos otros servicios ecosistémicos.

“Las plantaciones forestales no pueden replicar las muchas funciones y beneficios de los bosques naturales, por lo tanto, debería evitarse la conversión”, dijo.

“Sin embargo, al invertir en una cuidadosa planificación del paisaje y en plantaciones en tierras agrícolas degradadas o menos productivas, las plantaciones forestales pueden mejorar los sumideros de carbono, el ciclo del agua,  el hábitat para muchas especies silvestres, proteger el suelo,  y ofrecer beneficios a las comunidades”, indicó.

“Esto se puede hacer utilizando el enfoque ‘4R’ (por sus siglas en inglés) de la restauración: plantar los árboles adecuados, en el lugar adecuado, con un buen propósito y respetando los derechos de las personas locales”.

Mantener y mejorar la situación de los bosques naturales es también vital.

“Con el estudio encontramos que un área rica en bosques naturales disminuyó en 20 % en un periodo de 10 años”, dijo Keenan. “Esto llevó a un declive de servicios tales como la captura de carbono y hábitat para la biodiversidad. Otros procesos están degradando los bosques naturales en estos paisajes, lo que conlleva a una pérdida general de importantes servicios ecosistémicos. Se requieren enfoques de políticas integradas y efectivas para restaurar a los bosques e incrementar los servicios ecosistémicos a lo largo y ancho del paisaje”.

Los investigadores sostienen que las plantaciones forestales gestionadas de manera intensiva deben ser consideradas como parte de estrategias de largo plazo de restauración sostenible de paisajes forestales como las del Desafío de Bonn.

El Desafío de Bonn es un compromiso para restaurar 350 millones de hectáreas de tierras deforestadas y degradadas alrededor del mundo para el año 2030, acordado durante las conversaciones climáticas de las Naciones Unidas en 2014, y que forman parte de la Declaración de Nueva York sobre los Bosques de las Naciones Unidas.

Las plantaciones forestales pueden liberar la presión económica que existe sobre los bosques naturales, ofrecer medios de vida y apoyar el desarrollo de la industria local, destacó Keenan.

“Las plantaciones han sido consideradas como una gran contribución al mejoramiento de la cobertura forestal, los servicios ecosistémicos y la reducción de la pobreza en Vietnam, añadió Vu Tan Phuong, director adjunto del VAFS.

“Ahora, Vietnam busca mejorar la calidad de las plantaciones forestales y manejarlas sosteniblemente para asegurar la oferta de madera para el sector doméstico que procesa la madera y para la protección ambiental, indicó Phuong.

Otros países están implementando la siembra de árboles, las plantaciones forestales y la restauración de los ecosistemas como parte de las soluciones basadas en la naturaleza, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y los impactos futuros del cambio climático.

“Al trabajar con comunidades locales e integrar a las plantaciones en el paisaje, podemos desarrollar programas que ofrecerán muchos beneficios directos e indirectos”, concluyó Baral.


Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org