Cobertura de evento

Cómo llevar la restauración del paisaje forestal al siguiente nivel

El simposio Latsis reunió a los más destacados científicos para analizar estrategias para ampliar la restauración del paisaje forestal a nivel global.
Compartir
0
Raquel Maia Arvelos/CIFOR

Más información

Los Gobiernos de todo el mundo se han comprometido a restaurar más de 150 millones de hectáreas de tierras forestales, pero hasta el momento solo 5 millones han sido intervenidas con este fin.

“Ya sabemos cómo restaurar paisajes degradados a pequeña escala, pero aún existe incertidumbre sobre cómo crear un movimiento global con recursos suficientes, con apoyo social y técnicamente competente”, explica Jaboury Ghazoul, ecólogo y catedrático de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH Zürich) y organizador del Simposio Latsis 2018.

Del 6 al 9 de junio, el evento reunió en Suiza a científicos y profesionales de diversas disciplinas para buscar soluciones al desafío de ampliar y avanzar la restauración del paisaje forestal (FLR por sus siglas en inglés) y así cumplir con las metas regionales y mundiales.

[El evento] fue “un primer paso hacia la creación de una visión común sobre cómo ampliar la FLR a nivel mundial”, dice Manuel Guariguata, científico principal del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) quien participara en una sesión y un panel en Latsis 2018.

En el simposio se reconoció que para elevar de manera significativa el área global en proceso de restauración en la próxima década, se requiere encontrar soluciones para el financiamiento, la implementación y la resolución de conflictos.

Para Ghazoul el momento de encontrar esas respuestas es ahora: “Estamos potencialmente en la antesala de una transición global que podría impulsar una restauración global rápida y significativa de los paisajes degradados”.

Lo que está en juego para las personas y el planeta es enorme. Se estima que la degradación de la tierra costará a la economía mundial entre 2 y 4,5 billones de dólares anuales, mientras que los beneficios económicos de las iniciativas de restauración podrían alcanzar los 84.000 millones de dólares anuales.

MANEJO DE CONFLICTOS

Llevar la FLR al siguiente nivel tiene que ver “tanto con aumentar el área en restauración como con resolver conflictos entre partes interesadas con intereses contrapuestos”, dice Ghazoul.

Por su lado, Marc Metzger, profesor adjunto de Medio Ambiente y Sociedad en la Universidad de Edimburgo, destaca que la FLR puede dar como resultado muchos tipos de bosques, cada uno con diferentes beneficios para diferentes grupos.

Uno de los riesgos es que las desigualdades de poder existentes determinen cómo se implementa la restauración y quién se beneficia de ella, advierte Robin Chazdon, directora ejecutiva de la Asociación para la Biología Tropical y la Conservación. “El potencial de apropiación de tierras y de una mayor marginación a las personas pobres e indefensas constituye una gran preocupación”, dice.

Esto es especialmente relevante en lugares “donde los gobiernos no respetan los derechos territoriales de las personas locales, y donde las tierras estatales —con frecuencia consideradas “baldías”— son entregadas a inversionistas y ONG”, añade Annelies Zoomers, directora de la Netherlands Land Academy.

Pero existen formas de mitigar esos riesgos. Para Metzger, un buen comienzo es desarrollar buenas prácticas concertadas sobre cómo reflejar los intereses de las partes interesadas.

“Es importante comprender las aspiraciones y motivaciones de los diversos grupos para evitar conflictos, entender las concesiones [trade-offs] y maximizar las sinergias”, explica.

Es importante comprender las aspiraciones y motivaciones de los diversos grupos para evitar conflictos, entender las concesiones [trade-offs] y maximizar las sinergias".

Marc Metzger, profesor adjunto de Medio Ambiente y Sociedad en la Universidad de Edimburgo.

PRINCIPIOS COMUNES

Parte del problema es que “la restauración forestal significa diferentes cosas para diferentes personas”, señala Guariguata. En otras palabras, no existe una definición única y aceptada a nivel mundial de FLR.

Metzger además señala la necesidad de aceptar una pluralidad de enfoques para la restauración. “Idealmente, sin embargo, todos deberían basarse en un conjunto de principios y metas de sostenibilidad acordados, así como en lineamientos para la transparencia”.

Metzger y Claude García, líder del grupo de Manejo y Desarrollo Forestal (ForDev por su acrónimo en inglés) en el Instituto de Ecosistemas Terrestres de la ETH Zürich y científico principal de CIRAD, también creen que es importante desarrollar una visión común, al menos dentro de las regiones subnacionales y nacionales. Y que esta debe basarse en el aprendizaje y el manejo adaptativos.

Chazdon además resalta que si las actividades de restauración caen dentro de un rango que va de metas productivas a metas de conservación, “está bien”. Después de todo, dice, las necesidades y capacidades varían ampliamente en cada contexto, al igual que los sistemas de gobernanza y tenencia de la tierra.

Otra de las científicas que participó en Latsis 2018, Katharine Suding, ecóloga de comunidades de plantas de la Universidad de Colorado en Boulder,  considera que una forma de potenciar las buenas prácticas es estableciendo lineamientos mínimos para la práctica de la FLR. Sin embargo, afirma con cautela que el grado de aceptación y el nivel mínimo de estos principios variarán de un caso a otro.

Los especialistas también destacaron que el sector privado podría convertirse en un agente de cambio positivo. Mientras haya un claro rendimiento de las inversiones, la aversión al riesgo significará que hay más probabilidades de invertir en programas que demuestren una adhesión a los principios de la FLR.

Por el momento, sin embargo, el sector privado continúa siendo el principal causante de la degradación, debido a la apropiación de tierras y la conversión de bosques. Por eso es importante incluir plantaciones madereras como parte de la solución, dice Benoit Jobbé-Duval, director general de la Asociación Técnica Internacional de Bosques Tropicales (ATIBT por sus siglas en francés).

La identificación de patrones globales emergentes será clave para atraer financiamiento de organismos donantes e inversionistas”.

Manuel Guariguata, científico principal de CIFOR.

ATRAER FINANCIAMIENTO

Zoomers aboga por esfuerzos en varios niveles: desde el fortalecimiento de las capacidades de las comunidades locales hasta el manejo de las expectativas de los diferentes grupos y el desarrollo de nuevas formas de distribución de beneficios, sin olvidar de desarrollar una comprensión de las causas de la deforestación, incluidos los efectos adversos de inversiones bienintencionadas.

Para llegar con actividades de restauración a millones de hectáreas, sin embargo, también se requerirán recursos. Guariguata dice que “un paso fundamental es generar evidencia suficiente de que la FLR funciona”.

El investigador considera que se necesita un esfuerzo concertado para medir la efectividad de las intervenciones de la FLR bajo un marco de evaluación genérico, como ocurre en el caso de REDD+. “La identificación de patrones globales emergentes será clave para atraer financiamiento de organismos donantes e inversionistas”.

Chazdon estima que las alianzas público-privadas cobrarán cada vez mayor importancia para asegurar el financiamiento, y que deben vincularse a iniciativas que hayan demostrado su adhesión a los lineamientos de la FLR.

“Necesitamos oportunidades de financiamiento que sean transparentes y que brinden beneficios a la población local, y debemos crear una economía basada en la restauración que reemplace a la [economía] basada en la degradación”, destaca.

La restauración de paisajes forestales es clave, destacaron los expertos en el Simposio Latsis 2018. Además de mitigar el cambio climático, proporciona bienes y servicios que apoyan medios de vida sostenibles y conservan la biodiversidad.

La constelación de voluntad política, compromisos nacionales e interés social ha creado oportunidades reales para ampliar las iniciativas de restauración forestal para cumplir los objetivos mundiales. Para asegurar el éxito, “los beneficios de la restauración a gran escala deben llegar a muchos grupos de interés diferentes, y ese es el principal desafío”, concluye Ghazoul.

Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org