Compartir
0

Más información

Es 2018, y tal vez nunca haya sido tan intensa la presión para gestionar los recursos del planeta de una manera responsable por el bienestar de las personas, la biodiversidad y el clima. En este contexto, el enfoque de paisaje, que en los últimos años ha crecido en popularidad en los círculos relacionados con la gestión de la tierra, puede tener una importancia decisiva.

¿De qué se trata? Según un documento de investigación, el enfoque de paisaje busca proporcionar “herramientas y conceptos para asignar y gestionar la tierra a fin de lograr objetivos sociales, económicos y ambientales en áreas donde la agricultura, la minería y otros usos productivos de la tierra compiten con los objetivos ambientales y de biodiversidad”.

Es decir, nos pide dar un paso atrás y ver la gestión de la tierra de una manera integral, a través de las lentes de una variedad de disciplinas y teniendo en cuenta el panorama general y el largo plazo. “Los paisajes no se pueden gestionar como si fueran proyectos”, explica Terry Sunderland, asociado principal del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y profesor de la Universidad de Columbia Británica. “Solo se pueden gestionar realmente como procesos”.

Se van a requerir cambios transformacionales en las políticas y en las estrategias de inversión en financiamiento. Actualmente estamos muy por debajo de este nivel de inversión para producir paisajes sostenibles”

James Reed, investigador de CIFOR.

El investigador James Reed de CIFOR, por su lado, destaca la importancia de las múltiples escalas al analizar los paisajes desde esta perspectiva: “Cualquiera que sea la unidad de análisis, tratamos de tomar en cuenta lo que ocurre en la escala inferior y también en la escala superior. Eso incluye los compromisos globales y cómo estos se filtran a la implementación a nivel nacional y del paisaje”.

ALGO VIEJO, ALGO NUEVO

¿Es nuevo este enfoque? Sí y no, dice Sunderland. Ciertamente, representa un cambio importante con respecto a los enfoques basados ​​en proyectos y los rígidos límites entre disciplinas que han caracterizado al sector en el pasado. Pero en otros rincones del mundo, sus principios rectores pueden ser cualquier cosa menos novedosos.

“Actualmente hay 2.000 millones de personas que viven y trabajan en mosaicos de paisajes muy complejos”, nos recuerda Sunderland. “La mayoría de estas personas son agricultores. El setenta por ciento de los alimentos del mundo se generan a partir de esos paisajes”.

Así pues, aunque algunos pueden ver el enfoque de paisaje simplemente como otro paradigma occidental que se impone a los agricultores del mundo, la realidad puede ser más bien lo contrario.

“Las personas que viven y trabajan en estos paisajes complejos ya viven y trabajan de una manera holística”, dice Sunderland. “Entienden las complejidades de los diferentes usos del suelo dentro de sus paisajes. Y creo que eso es lo que hay que aprovechar, el enfoque ascendente (bottom-up)”.

Sunderland reconoce que los marcos de políticas son importantes para que la gestión holística a nivel del suelo pueda integrarse con actividades a mayor escala. “Pero creo que el verdadero impulso vendrá de esos 2000 millones de personas que viven y trabajan en paisajes complejos”, dice. “Debemos enfocarnos en cómo podemos aprovechar esa energía y esa perspectiva”.

Reed destaca la importancia de los procesos participativos y colaborativos para lograr estos fines: reunir a los interesados ​​para debatir sobre sus necesidades y aspiraciones en relación con paisajes determinados e intentar generar consenso sobre su gestión.

“La idea es que a través de procesos de diálogo regulares podamos desarrollar más soluciones que permitan a las personas que están perdiendo puedan beneficiarse más”, dice, “y crear más ganadores dentro de cada paisaje”.

La mayoría de los fondos se destinan a ciclos de corto plazo, que no encajan bien con los compromisos a más largo plazo que requiere un enfoque de paisajes...si queremos pasar de proyectos a procesos, tenemos que encontrar mecanismos para financiarlos”

Terry Sunderland, asociado principal de CIFOR y profesor de la Universidad de Columbia Británica

FINANCIAMIENTO PARA EL FUTURO

El enfoque se alinea bien con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que favorecen procesos amplios e integrados. Pero estudios recientes han demostrado que existe una brecha significativa entre los fondos disponibles y los que se necesitan para hacer realidad estos compromisos globales, por un monto de hasta 7 billones de dólares.

“Se van a requerir cambios transformacionales en las políticas y en las estrategias de inversión en financiamiento”, dice Reed. “Actualmente estamos muy por debajo de este nivel de inversión para producir paisajes sostenibles”.

Como agrega Sunderland, la mayoría de los fondos se destinan a ciclos de corto plazo, que no encajan bien con los compromisos a más largo plazo que requiere un enfoque de paisaje. “Así pues, si queremos pasar de proyectos a procesos, tenemos que encontrar mecanismos para financiarlos”, dice.

 

**************************************************************************************************

Este tema será tratado en el próximo GLF sobre inversiones y finanzas sostenibles, a llevarse a cabo el 30 de mayo en Washington D.C.

Únase a la transmisión en vivo desde aquí

**************************************************************************************************

MOVIÉNDOSE EN LA DIRECCIÓN CORRECTA

Aún así, Sunderland está contento con el avance que ha tenido hasta ahora la agenda sobre el enfoque de paisaje, y se siente optimista sobre su potencial para el futuro. “Ya está empezando a ocurrir”, dice. Las visiones aisladas (silos) están desapareciendo, y los compromisos generales, como los ODS, están adoptando enfoques holísticos, que reconocen estas interconexiones.

Cita el ejemplo de la conferencia de la EAT Foundation en Indonesia el año pasado, que se centró en el urgente problema de alimentar a la población mundial con una dieta sana y nutritiva, y a la vez mantenerse dentro de límites ecológicos seguros. “¡Cinco ministerios de Indonesia estuvieron representados!”, exclama. “Todos hablando entre sí sobre cómo transformar el sistema alimentario en la región Asia-Pacífico. ¡Eso son avances! Eso no habría sucedido hace dos o tres años”.

“A menudo oímos hablar sobre un cambio de paradigma y sobre la necesidad de un cambio transformacional”, agrega Reed. “Pero no podemos esperar que suceda de la noche a la mañana. Los avances están ocurriendo, y tomará tiempo, pero nos estamos moviendo en la dirección correcta “.

Para obtener más información sobre los temas tratados en este artículo, por favor póngase en contacto con Terry Sunderland en terry.sunderland@ubc.ca o James Reed en J.Reed@cgiar.org.

Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org
Tópicos :   Global Landscapes Forum Bosques y Desarrollo Enfoque de paisajes

Más información en Global Landscapes Forum or Bosques y Desarrollo or Enfoque de paisajes

Leer todo sobre Global Landscapes Forum or Bosques y Desarrollo or Enfoque de paisajes