Compartir
0

Más información

En la mente de muchos observadores y ambientalistas, el resultado de la cumbre sobre el clima COP26 de la ONU en Glasgow es un hecho consumado; desde ya, las conversaciones están destinadas al fracaso debido a la incapacidad de los negociadores para acordar medidas mutuas que permitan salvar al planeta.

Los compromisos financieros por USD 100 000 millones anuales prometidos por los países ricos a los países pobres en la COP15 en 2009 no llegaron a materializarse para el año 2020.

Una filtración de documentos reveló que el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU está siendo presionado por algunos países para minimizar la necesidad de alejarse de los combustibles fósiles, que son responsables del 70 por ciento de las emisiones que producen el calentamiento del planeta.

Además del escándalo y las disputas que esto ha generado, el principio fundamental del proceso de la ONU con respecto al clima –frenar las temperaturas promedio y evitar que suban más de 1,5 a 2 grados centígrados por encima de las temperaturas de la época preindustrial– también está en peligro.

Los recortes de emisiones propuestos hasta el momento por los países mediante sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas en virtud del Acuerdo de París no pueden cumplir con la meta de 1,5 grados, y el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió el mes pasado que no reducir las emisiones globales está poniendo al mundo en una senda “catastrófica” hacia los 2,7 grados centígrados de aumento de la temperatura.

Sin embargo, revertir los efectos nocivos del segundo mayor responsable de emisiones –la tríada compuesta por la agricultura, la silvicultura y otros cambios en el uso de la tierra (AFOLU), que produce el 30 por ciento de las emisiones– y al mismo tiempo respaldar los esfuerzos de conservación de los bosques y la diversidad biológica, parece haber tenido impulso significativo en los primeros días de las negociaciones sobre el clima.

De acuerdo con el Reglamento de París, la transparencia de las acciones en el sector de la tierra debe basarse en los derechos, apoyarse en los mecanismos de distribución equitativa de beneficios y tomar en cuenta la inclusión social"

Stephen Leonard, experto en leyes y políticas climáticas y asesor de CIFOR-ICRAF

Un grupo conformado por más de 120 países han anunciado una ambiciosa iniciativa para detener la deforestación para el año 2030, facilitar políticas de comercio y desarrollo sostenible, rediseñar políticas para una agricultura sostenible y aumentar la financiación.

“Tenemos la esperanza de que esta decisión de alto nivel sobre la naturaleza destaque la necesidad de un aumento significativo del financiamiento público para proteger y restaurar los ecosistemas naturales en paralelo a –y no como un reemplazo de– la eliminación gradual de los combustibles fósiles”, dijo Stephen Leonard, experto en leyes y políticas climáticas y asesor de CIFOR-ICRAF. “Esta no es de ninguna manera una solución única para los desafíos ambientales que enfrenta el planeta, pero podría ser de gran ayuda para respaldar la acción urgente que se necesita”.

Las conversaciones no solo deben centrarse en la transformación agrícola y la conservación y restauración de bosques y ecosistemas, sino que deben destacar el papel de los pueblos indígenas y las comunidades locales, y de los sistemas alimentarios regenerativos y equitativos.

“De acuerdo con el Reglamento de París, la transparencia de las acciones en el sector de la tierra debe basarse en los derechos, apoyarse en los mecanismos de distribución equitativa de beneficios y tomar en cuenta la inclusión social”, dijo Leonard.

El trabajo de CIFOR-ICRAF con los pueblos indígenas y los derechos humanos ha demostrado la eficacia de la inclusión social en el manejo forestal sostenible. Es importante que las iniciativas se basen en una adecuada comprensión de las inquietudes sobre los derechos y la justicia que están en juego en las áreas de intervención, para evitar agudizar los problemas y causar más perjuicio que bienestar.

Sin embargo, la discusión sobre emisiones netas cero, junto con las expectativas de un nuevo mercado global de carbono que pueda incluir a la naturaleza, crea el riesgo de que el comercio de carbono en compensaciones que utilicen la naturaleza conduzca a retrasos en la eliminación gradual de los combustibles fósiles, agregó Leonard. “Necesitamos evitarlo, y se deben implementar incentivos para una descarbonización muy profunda y esfuerzos para proteger los últimos ecosistemas naturales que quedan en el mundo y para ampliar la restauración de una manera que también favorezca la diversidad biológica”.

Para establecer metas de alcanzar emisiones netas cero –uno de los objetivos centrales declarados de la COP26–, se requiere pasar para mediados de este siglo al uso de energía y tecnologías que no produzcan gases de efecto invernadero. Estos esfuerzos deben incluir proteger los últimos ecosistemas que quedan en el mundo, eliminar gradualmente el uso de carbón, cambiar a vehículos eléctricos y aumentar las inversiones en energías renovables.

La movilización del financiamiento es otro objetivo clave de la cumbre COP26. Las instituciones financieras están siendo presionadas para liberar billones de dólares en financiamiento del sector público y privado.

“Estamos viendo fuertes señales provenientes de algunos ámbitos del sector privado para comprometerse con los gobiernos a apoyar el movimiento hacia un futuro más verde”, dijo Christopher Martius, director gerente de CIFOR Alemania, quien durante muchos años se desempeñó como líder del equipo de investigación sobre Cambio Climático, Energía y Desarrollo Bajo en Emisiones.

La Iniciativa LEAF –una coalición lanzada por Gran Bretaña, Noruega y Estados Unidos junto con una gran variedad de empresas, entre ellas Amazon, Nestlé, Airbnb y Delta Airlines– busca ayudar a las empresas a reducir las emisiones en sus cadenas de valor y a los países en la venta de créditos de carbono basados en los bosques a empresas para lograr emisiones netas cero, también podría tener una presencia destacada en Glasgow.

“Está comenzando a abrirse paso el mensaje de que conservar lo que existe es más barato y eficiente que reconstruir lo que ha sido destruido; la conservación debe tener prioridad sobre la restauración”, dijo Martius.

Por medio de iniciativas vinculadas con el objetivo de emisiones netas cero, como el Programa de la Asociación de Marrakech, los inversionistas se comprometerán a desviar el financiamiento de las actividades vinculadas a la deforestación e invertir en protección y restauración.

Está comenzando a abrirse paso el mensaje de que conservar lo que existe es más barato y eficiente que reconstruir lo que ha sido destruido; la conservación debe tener prioridad sobre la restauración”

Christopher Martius, director gerente de CIFOR Alemania

CIFOR-ICRAF está organizando de manera conjunta casi 30 eventos en la COP, sobre temas que van desde los derechos de las mujeres a la tierra hasta el financiamiento justo y equitativo de REDD+, los esfuerzos de adaptación en el continente africano, la salud del suelo, la transformación sostenible de la energía, la generación de energía con biomasa y la restauración de la tierra.

El Global Landscapes Forum (GLF), que es coordinado de manera conjunta por CIFOR-ICRAF, el Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, organiza una conferencia de tres días centrada en los bosques, la alimentación y el financiamiento en el marco de la cumbre de la COP26 en la Universidad de Glasgow.

Los organizadores del evento, que es patrocinado por Alemania, Luxemburgo y el programa Food Systems, Land Use and Restoration (FOLUR) —coordinado por el Banco Mundial y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial—, anticipan que este atraerá a miles de delegados tanto en línea como en persona.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org
Tópicos :   Pueblos indígenas Especial sobre REDD+ Derechos y tenencia Deforestación Bosques y cambio climático Comunidades forestales Conversaciones climáticas

Más información en Pueblos indígenas or Especial sobre REDD+ or Derechos y tenencia or Deforestación or Bosques y cambio climático or Comunidades forestales or Conversaciones climáticas

Leer todo sobre Pueblos indígenas or Especial sobre REDD+ or Derechos y tenencia or Deforestación or Bosques y cambio climático or Comunidades forestales or Conversaciones climáticas