Especial

Esclareciendo mitos, verdades, experiencias y enfoques sobre la plantación de árboles

Ponentes del foro “¿Puede la plantación de árboles salvar el planeta?” adelantan los temas a cubrir este 29 de septiembre
Compartir
0
Fiston Wasanga/CIFOR

Más información

La plantación de árboles se presenta con frecuencia como la panacea para resolver problemas ambientales como el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad. Pero este abordaje simplista sobre la plantación de árboles amenaza con causar más daños que beneficios si las inversiones no están respaldadas con prácticas basadas en la evidencia.

En el próximo evento digital del Global Landscapes Forum “¿Puede la plantación de árboles salvar nuestro planeta?”, que se llevará a cabo el 29 de septiembre, investigadores de los recientemente fusionados Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y el Centro Internacional de Investigación Agroforestal (ICRAF) compartirán sus opiniones y experiencias con relación a las cuestiones actuales que circunscriben a las iniciativas globales de plantación de árboles.

Entre los diferentes temas que discutirán se incluyen la persistencia de los bosques restaurados, ideas comunes y equivocadas sobre la plantación de árboles, estrategias participativas de manejo y conservación de los recursos genéticos de los árboles, y más

Un tema central en cada una de las presentaciones es la necesidad de contar con una conversación más profunda, basada en el contexto, sobre los beneficios de plantar millones, miles de millones e incluso billones de árboles.

“Por supuesto, plantar árboles es una buena idea cuando se consideran  tanto el contexto ecológico y como el social para asegurar que la plantación de árboles sea en efecto beneficiosa”, dice Ramni Jamnadass, codirectora de la Unidad de Productividad y Diversidad Arbórea de ICRAF y quien participará como ponente en este foro.

“Las iniciativas de plantación de árboles son exitosas cuando se plantan los árboles correctos en el lugar correcto con el propósito correcto”, destaca.

Bajo este enfoque basado en la evidencia, los investigadores de CIFOR-ICRAF buscan ayudar a asegurar que las actuales inversiones en plantaciones de árboles tengan beneficios de largo plazo para las personas, el medioambiente y el planeta.

Al respecto, Forests News conversó con Jamnadass y sus colegas: Manuel Guariguata, científico principal de CIFOR; Susan Chomba, investigadora y directora de proyectos de ICRAF; y Cora van Oostenm, directora sénior de proyectos sobre paisajes, restauración y gobernanza de la Universidad de Wageningen, de los Países Bajos.

Juntos, nos ofrecen detalles  sobre los temas que presentarán en el foro digital este 29 de septiembre.

  • ¿Qué tema abordará en el próximo foro sobre plantación de árboles?

Manuel Guariguata: Voy a hablar sobre la persistencia de los bosques restaurados, es decir, el tiempo en el que los bosques restaurados son capaces de crecer antes de que sean talados o nuevamente sufran degradación, y también sobre cómo podemos promover una mayor permanencia. Durante la presentación destacaré los factores clave que en el pasado han favorecido la persistencia y discutiré cómo podemos aprender de estas historias de éxito para reducir las posibilidades de fallar en otras regiones.

Susan Chomba: En mi ponencia voy a argumentar que para lograr el éxito en la plantación de árboles es fundamental involucrarse con las diferentes partes interesadas, especialmente las comunidades locales. Todos los que plantas árboles deberían procurar entender cómo las metas, necesidades e impactos de las iniciativas de plantación de árboles cambian de acuerdo con los diferentes nichos ecológicos y  las partes interesadas. En países en desarrollo, por ejemplo, es imposible desligar la plantación de árboles de la pobreza y la necesidad de desarrollo. Por medio de nuestro deseo compartido de plantar árboles, deberíamos ser capaces de encontrar el punto donde convergen los objetivos relacionado con el  cambio climático, la biodiversidad y los medios de vida.

Ramni Jamnadass: Mi presentación abordará el mantra sobre plantación de árboles de CIFOR-ICRAF: elegir el árbol correcto para el lugar correcto y con el propósito correcto”. Este mantra se explica de la siguiente manera:

El árbol correcto: elegir el árbol correcto significa seleccionar el genotipo de plántulas que pertenecen a las especies más adecuadas para la ubicación del proyecto y, en general, para la biodiversidad de la región. Este aspecto también considera la calidad de las semillas y su procedencia. ¿Es la semilla una semilla sana? ¿Proviene de un lugar adaptado? ¿Cuánto sabemos de la semilla para poder asegurarnos de que germinará, se propagará y será gestionada exitosamente? ¿Es una semilla domesticada o silvestre? ¿Cuál es la población mínima viable para asegurar su productividad? Estas son sólo algunas de las preguntas que necesitamos considerar antes de plantar semillas en el terreno.

El lugar correcto: la investigación de CIFOR-ICRAF y muchas otras organizaciones ha documentado diferentes nichos que son apropiados para la plantación de árboles. Se puede integrar a los árboles en los cultivos en las granjas, se les puede plantar en los límites de las tierras agrícolas y pueden crecer en áreas comunales o al borde de los caminos. Considerar el “lugar correcto” también nos recuerda que debemos tomar en cuenta el tipo de suelo, el manto freático, los niveles de precipitación, el clima actual y futuro, y la altitud.

El propósito correcto: diferentes especies ofrecen diferentes funciones y servicios ecosistémicos. Podemos cultivar árboles para obtener alimento y para cubrir nuestras necesidades nutricionales, para obtener madera y otros recursos que generen ingresos, para mejor la fertilidad del suelo, para capturar carbono, para contribuir a la diversidad biológica y muchos otros objetivos. También podría haber preferencias sociales y de género a la hora de plantar árboles.

CIFOR-ICRAF cuenta con muchas herramientas adecuadas específicamente a diferentes contextos, procesos y metodologías para ayudar con estas consideraciones. El aspecto del “propósito” también considera aspectos globales: ¿se restaurarán los bosques para ayudar a mitigar el cambio climático? ¿Se plantarán árboles para garantizar la seguridad alimentaria o para generar ingresos?

Finalmente, cuando hablamos de “propósito” es importante tener en cuenta que no todas las áreas abiertas deben llenarse con árboles. Los pastizales naturales no deberían ser reemplazados con árboles. Las tierras de cultivo aceptan un cierto porcentaje de cobertura forestal (y esto varía de un cultivo a otro), y más allá de este límite los impactos negativos podrían ser mayores que los beneficios, debido a la competencia entre árboles y cultivos por nutrientes, humedad y luz.

Cora van Oosten: Sin descartar la importancia de la plantación de árboles, me gustaría fomentar la discusión sobre temas relacionados con la inclusión y la legitimidad de los procesos de toma de decisiones: ¿Cómo se toman las decisiones relacionadas con los tipos de árboles y los lugares donde se les debe plantar? ¿Cuál es el contexto institucional en el que se toman estas decisiones? ¿Quiénes son las partes involucradas en el proceso y qué intereses representan? ¿Estas decisiones toman en cuenta las políticas actuales y las tendencias del mercado? ¿Se convertirán en el largo plazo en una actividad sostenible?

  • ¿Cuál es su opinión sobre la plantación de árboles? ¿Cuándo es una buena idea y cuándo no?

Manuel: Yo creo que plantar es una buena idea cuando se ha analizado cuidadosamente un conjunto de precondiciones; esto es, cuando en la medida de lo posible se han identificado los “factores de éxito”. En cambio, no siempre es una buena idea cuando se desechan los deseos de la localidad y cuándo no se considera con la debida seriedad cuáles especies deben plantarse y con qué propósito.

 Susan: Mi opinión personal es que la plantación de árboles es una buena idea si se hace de la forma correcta. Hemos perdido una gran cantidad de cobertura forestal que ha desencadenado consecuencias graves como el declive de la productividad agrícola, la pérdida de la biodiversidad y otros efectos adversos sobre el cambio climático. Hacer lo “correcto” significa entender los diferentes objetivos que buscamos lograr con los árboles. Necesitamos considerar qué especies de árboles son las más adecuadas para lograr esos objetivos, con qué actores locales podemos trabajar mejor y cómo podemos asegurar el financiamiento para iniciativas que concuerdan con estos valores.

Ramni: Por supuesto que plantar árboles es una buena idea cuando, para asegurar que la plantación de árboles es beneficiosa, se han tomado en cuenta los contextos ecológicos y sociales. Recordemos el mantra. Entonces, cuando el objetivo es restaurar vegetación degradada es muy útil caracterizar la vegetación original, ¿era un bosque, una sabana o un antiguo pastizal?

Cualquiera que sea el tipo de vegetación original, el siguiente paso es asegurar que la restauración incluya a tantas especies como sea posible, y que estas provengan de fuentes que sean adecuadas para el sitio de restauración, mientras que al mismo tiempo se toma en consideración el cambio climático; lo que solía ser natural podría no serlo más en el futuro.

Cuando se hace restauración de la vegetación natural es importante incluir a las comunidades rurales de la zona, así como sus recomendaciones sobre especies a elegir y sobre el manejo del futuro sitio de restauración. Cuando el principal objetivo de la plantación de árboles es crear paisajes agroforestales, el punto de partida debería ser asegurarse de que las especies o las variedades empleadas mejorarán los medios de vida y el ingreso en efectivo. Desde el principio, la plantación de árboles debería buscar habilitar la cadena de valor en toda su extensión, desde el posible uso de las mejores fuentes de semilla de las especies elegidas (por ejemplo, seleccionadas o producidas para satisfacer demandas específicas del mercado, fuentes adaptadas al clima que producirán plantas de alta calidad: frutas, madera, forraje, entre otros) hasta redes que produzcan y distribuyan semillas y plántulas, y redes que produzcan y vendan productos de alta calidad obtenidos a partir de los árboles. Cuando se toman en cuenta dichas preocupaciones sociales y ecológicas, rápidamente se vuelve obvio cuándo es una buena idea plantar árboles y cuándo no.

Cora: Plantar árboles es una buena idea si la decisión de plantar la toman aquellos que viven o pertenecen al paisaje. Necesitamos tener en cuenta la tenencia de la tierra, la protección del suelo, la seguridad alimentaria, los medios de vida y más. Si la plantación de árboles la dirigen agentes externos sin consultar con los dueños de las tierras que serán utilizadas, hay una alta probabilidad de que se convierta en un intento fallido.

Yo pondría un alto a la promoción de la plantación de árboles como una solución a los múltiples problemas globales a los que nos enfrentamos. En lugar de eso, yo comenzaría a invertir en las muchas iniciativas de las comunidades locales, las que siempre han tratado de mejorar o restaurar sus propios paisajes; sus intereses deberían ser considerados prioritarios. Por supuesto, las comunidades locales no siempre están de acuerdo entre ellas, pero un enfoque integrado de paisaje para la gobernanza local ayuda a facilitar el acuerdo y la acción colectiva.

Fortalecer a las organizaciones locales de esta forma nos llevará a lograr mejores soluciones de una manera más rápida, y estas pueden ser el centro de un proceso de políticas más integral cuyo objetivo sea la restauración.

  • Para usted ¿Cuál es la parte más interesante de esta conversación?

Manuel: Estoy interesado en ir más allá de los compromisos de plantación de árboles y en definir mejor las fases de planeación e implementación, dado que ambas son esenciales para que estas iniciativas sean un éxito.

 Susan: Yo estoy interesada en analizar y desmenuzar los mitos relacionados con la plantación de árboles, porque esto asegurará que no invirtamos en acciones que pueden dañar más a las personas y al planeta, solo para darnos cuenta de estos problemas una vez que el daño ha sido hecho.

Ramni: Todos los aspectos de esta conversación me interesan.

Cora: Yo estoy más interesada en un diálogo sobre la implementación local. Creo que es positivo el interés global que existe en la plantación de árboles, ya que coloca a los temas ambientales como prioritarios dentro de la agenda política global. Sin embargo, me temo que reducir los problemas de la degradación de la tierra, la pérdida de la biodiversidad y el cambio climático a soluciones simplistas de plantación de árboles se convertirá en un enorme fracaso y se traduciría en la pérdida, en el largo plazo, del impulso ganado en la arena política.

  • ¿Qué le gustaría que los participantes del foro aprendan?

 Manuel: Espero que quienes lo escuchen logren entender mejor los vacíos en los que necesitamos trabajar, en el contexto de la agenda global de restauración. En particular, espero que entiendan las cuestiones que tenemos que considerar para asegurar que los bosques restaurados persistirán en el tiempo y en el espacio. La plantación de árboles es solo el principio de un esfuerzo de largo plazo.

Susan: Quisiera que la audiencia entienda que está bien, de hecho, que es muy deseable plantar árboles. Sin embargo, necesitamos invertir en mayor investigación para saber qué árboles debemos plantar y en dónde. También, necesitamos entender cómo estos árboles afectan la ecología a nivel local y los efectos que tendrán en las comunidades y en sus medios de vida. La mejor forma de entender estas dinámicas es por medio de la colaboración con instituciones de investigación.

Ramni: Primero, quisiera que las personas pongan atención al concepto, en su totalidad, de plantar el árbol correcto en el lugar correcto con el propósito correcto. Segundo,  que la audiencia conozca los datos y acepte que hay un cuello de botella en la plantación de árboles llamado “acceso a material de calidad para la plantación”. Una plantación exitosa está limitada por la calidad de los recursos disponibles. Tercero, y tal vez el más importante, espero transmitir la necesidad de invertir en los recursos genéticos de los árboles para poder conservarlos. Necesitamos desarrollar mejores protocolos para propagar especies de árboles de alto valor y para cultivarlas y mejorarlas, para que el material que será plantado sea de calidad y esté disponible para contextos específicos. También necesitamos asegurarnos de contar con sistemas adecuados para la entrega de semillas. Podemos incrementar considerablemente los beneficios de la plantación de árboles con mejores fuentes de semillas y entregas.

Cora: Espero que como resultado de estas conversaciones las personas no se desanimen cuando se den cuenta de que el solo hecho de plantar árboles no es suficiente para salvar al planeta. En lugar de ello, espero que los participantes se sientan alentados a pensar creativamente en nuevas formas de enfrentar los problemas ambientales, que pongan a los habitantes de los paisajes y a las poblaciones locales en el centro.

Participa del foro, inscríbete ahora y separa tu cupo

(Visited 1 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org