Compartir
0

Más información

Líderes de diversos sectores han lanzado un llamado a transformar los sistemas de producción de alimentos para que sean más sostenibles y resilientes a las crisis actuales y futuras. Ello incluye el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y el riesgo de pandemias como la del COVID-19, que ha puesto en jaque las cadenas de suministro de alimentación y los medios de subsistencia a nivel mundial.

Desde la conferencia digital del Global Landscapes Forum (GLF) Bonn 2020, que se celebra del 3 al 5 de junio bajo el lema “La alimentación en tiempos de crisis”, líderes de organizaciones de investigación, gobiernos, iglesia, sociedad civil y activistas juveniles ha unido sus voces para llamar a repensar el sistema global de alimentación, que actualmente agota la naturaleza con consecuencias graves para la salud del planeta y las personas.

Los sistemas agrícolas y de producción de alimentos figuran entre las principales causas de la destrucción de hábitats naturales según diversos estudios. Con esto, también aumenta la desaparición de la biodiversidad, de la que se sustenta la diversidad agrícola, el riesgo de fluctuaciones medioambientales que faciliten la transmisión de enfermedades zoonóticas como el COVID-19 y el ébola y el avance del cambio climático debido a las emisiones de carbono a la atmósfera derivadas de la degradación de los suelos.

“La crisis del COVID-19 nos obliga a develar la conexión entre nuestros sistemas de alimentación global con otros sistemas: el sistema de salud humana, el sistema de transporte, nuestros sistemas de producción, nuestros sistemas financieros, y a ver cómo estos interactúan”, destacó Tony Simons, director general del centro de investigación World Agroforestry (ICRAF) en la plenaria de inauguración de la conferencia. “Hemos dado mucho por sentado, y en la forma en que hemos gestionado el planeta hemos fallado, eso está claro. Nadie está salvo hasta que todos estemos a salvo”, indicó.

Maria Flachsbarth, secretaria de estado parlamentaria del Ministerio Federal Alemán para la Cooperación Económica y el Desarrollo (BMZ), uno de los principales organismos de cooperación internacional del mundo, ha expresado su apoyo al concepto de “Una Salud” (One health): “Para garantizar la seguridad alimentaria, debemos abordar de forma conjunta la salud humana, animal y medioambiental. Promover una agricultura sostenible y restaurar los paisajes naturales como una parte integral de este cometido”. Una visión que, según ha explicado, fundamentará el plan de apoyo contra el COVID-19 de su ministerio que espera destinar mil millones de euros para asistencia económica de la pandemia en el mundo, con un enfoque en la agricultura rural.

En su intervención, el padre Joshtrom Isaac Kureethadam, representante del Papa Francisco y coordinador del área de ecología y creación del Vaticano, destacó que de las crisis también surgen oportunidades: “No podíamos seguir llamándonos sanos, si nuestro planeta está enfermo”. En ese sentido, hizo un llamado a integrar las dimensiones social y ambiental en los paquetes de medidas para la recuperación de la pandemia.

“Todo plan para afrontar la crisis del COVID-19 debe contemplar el abordaje de las otras crisis: la ambiental, la de la biodiversidad, la de la escasez del agua, la de la seguridad alimentaria”.

Kureethadam, que forma parte del Dicasterio del Vaticano para el Desarrollo Humano Integral, también ha urgido a aprender de la visión sagrada que los pueblos indígenas tienen de la tierra. “No podemos conformarnos con ver la tierra desde una óptica inmobiliaria, minera o agrícola”, dijo.

El alcalde de Bonn y presidente de la Red Global de Gobiernos Locales por la Sostenibilidad, Ashok Sridharan, destacó que el Global Landscapes Forum 2020, que ha convocado a más de 4 mil asistentes virtuales de diversas partes del mundo, ha iniciado una nueva era en las conferencias sobre sostenibilidad. Indicó que  la llamada “ciudad de las Naciones Unidas” promueve los esfuerzos globales por la sostenibilidad al apoyar al nuevo centro de conferencias digitales del GLF en Bonn. Además, destacó que las ciudades sostenibles serán cruciales para la gestión postpandemia y  hacia una visión de desarrollo compatible con la naturaleza.

El GLF es liderado por CIFOR-ICRAF, en coordinación con PNUMA y el Banco Mundial y gracias al apoyo financiero del Gobierno de Alemania.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org
Tópicos :   Global Landscapes Forum Bosques y dietas

Más información en Global Landscapes Forum or Bosques y dietas

Leer todo sobre Global Landscapes Forum or Bosques y dietas