Compartir
0

Más información

Una de las panelistas describió cómo se produce el aceite de argán, que desde hace siglos es una actividad principalmente femenina en Marruecos, y la reciente degradación de los bosques de ese país. Otra habló sobre las disparidades de género en la experiencia de algunos sitios bajo el mecanismo REDD+. Y otra más, contó cómo las mujeres en el este de la India que cultivan hasta 60 productos diferentes en un ciclo de rotación de cultivos, trabajan en base a una rica sabiduría tradicional.

La sesión “Igualdad de género, derechos y conocimientos ancestrales en el contexto de la restauración del paisaje forestal” que el  Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), organizó como un evento paralelo en la COP23, contó con un grupo diverso de panelistas que abordó el reto de incorporar el tema la igualdad de género y los derechos de las mujeres en el debate sobre la restauración del paisaje forestal (FLR, por sus siglas en inglés).

Dado que actualmente los compromisos internacionales para la restauración de los bosques y paisajes se han vuelto casi de rigor, es necesario garantizar que las consideraciones relativas al género se incorporen desde un principio, para evitar que se perpetúen las desigualdades, se excluya a las mujeres o se arrebaten los derechos, concluyeron los panelistas.

Los panelistas discutieron perspectivas diversas que van desde la importancia de los bosques comunitarios para los derechos de las mujeres hasta la necesidad de una participación femenina activa e informada en la toma de decisiones, y la exigencia de que todos nosotros enfrentemos nuestros prejuicios ocultos. Fue una sesión refrescante que contó con un grupo de oradores mayoritariamente femenino, algo singular considerando la gran cantidad de paneles integrados únicamente por hombres en la COP23.

   Existe la necesidad de armonizar las diversas formas de comprensión, integrando conocimientos local, indígena, occidental y de cualquier otro tipo cuando se trata de los bosques y la restauración. Foto por Marlon del Águila

La defensora de los derechos forestales Madhu Sarin contó sus experiencias con bosques y comunidades en la India, y explicó el proceso de ensayo y error para reconciliar los procesos descendentes (top-down) con movimientos hacia la igualdad para las mujeres en ciertas zonas forestales, a la par que sometía a escrutinio los supuestos ya existentes sobre los derechos.

“Solo los movimientos pueden conducir a un cambio transformador, las personas de la comunidad trabajando sobre el terreno. El problema es que los movimientos de base son como una gota en el océano. No tenemos muchos movimientos ni movimientos generalizados —se hallan concentrados en ciertos lugares, pero no están en todas partes—. Y no todos los movimientos tienen una perspectiva de género”, dijo.

DIVERSOS PARADIGMAS

Aunque claramente la falta de sensibilidad frente al género no es solo un problema del mundo en desarrollo.

El panelista Nigel Crawhall de UNESCO explicó la necesidad de armonizar las diversas formas de comprensión, integrando conocimientos local, indígena, occidental y de cualquier otro tipo cuando se trata de los bosques y la restauración, y sobre la necesidad de poner sobre la mesa de debate interacciones reales en cuestiones de raza, poder, género e identidad. Pero señaló también que dicha mesa podría estar ya impregnada de prejuicios que tal vez ni siquiera notemos.

“[Uno] debe hacer preguntas sobre el marco cultural en el que está trabajando […] Si ya existe un sesgo de género en el marco científico occidental, se está llevando a los pueblos indígenas hacia él […] Uno debe moldear la plataforma a fin de crear un espacio más seguro e inclusivo en el que puedan convivir diferentes paradigmas”, dijo.

Para la panelista Lorena Aguilar de la UICN, la participación en la FLR debe ser inclusiva y desarrollarse a partir de una sólida base de conocimientos en la que todos, incluidas las mujeres indígenas, estén informados y hayan tomado conciencia. “No se trata solo de aplicar un patrón, como decir ‘los indígenas tienen que participar’. REDD+ no es un color, y la FLR no es un polvo que uno añade al agua”.

Muchos de los panelistas abordaron la preocupación de que los compromisos internacionales puedan simplemente ignorar las perspectivas de comunidades que luego tendrán que vivir en medio de tierras que otros han demarcado para su restauración.

El moderador Markus Ihalainen de CIFOR dijo en una entrevista posterior al evento: “Un aspecto clave de la FLR es reunir a las partes interesadas para que expresen sus problemas o inquietudes y negocien compromisos, pero no todas las partes interesadas tienen el mismo poder y no todas las voces son escuchadas por igual”.

   La participación en la FLR debe ser inclusiva y desarrollarse a partir de una sólida base de conocimientos en la que todos estén informados y hayan tomado conciencia. Foto por Marlon del Águila.

ABORDAR EL TEMA

Varios panelistas profundizaron en geografías y experiencias de restauración específicas.

Jamila Idbourrous, directora de la Union des Cooperatives Féminines de l’Argan (UCFA), habló sobre los bosques de Marruecos y la práctica de producir aceite de argán, tradicionalmente dominada por mujeres.

“Las mujeres de los pueblos indígenas bereberes del sur de Marruecos han subsistido habitualmente a través de la producción de aceite de argán. Las cooperativas de mujeres protegen sus derechos y conservan sus conocimientos, pero actualmente hay una desertificación en los bosques de argán y eso constituye un gran desafío”, dijo.

“En lo que respecta al aceite de argán, no existe una separación entre la protección de los bosques y la protección del conocimiento ancestral; es importante reconocer que esa conexión está presente”, agregó.

Al analizar el género y la restauración desde el lado de la aplicación de políticas, Anne Larson de CIFOR presentó los resultados de una serie de estudios sobre las experiencias de mujeres y hombres en REDD+. En la primera etapa del mecanismo global de reducción de emisiones, las entrevistas en aldeas de intervención revelaron que solo el 38 por ciento de los grupos focales de mujeres habían oído hablar sobre REDD+, en comparación con el 60 por ciento de los grupos focales de las aldeas, compuestos por aproximadamente un 70 por ciento de hombres.

El más reciente análisis preliminar de resultados, realizado tres años más tarde, en la segunda etapa de la investigación, fue aún más evidente: un 18 por ciento de los grupos focales de mujeres mostraron una disminución en el bienestar de las mujeres en relación con la primera etapa. En comparación, los sitios de control no mostraron cambios durante el mismo período. Un análisis regresivo sugiere que REDD+ es un factor importante para estas diferencias.

Larson señaló que “La combinación de estos dos conjuntos de datos sugiere que el hecho de no haber abordado el tema del género desde un principio puede estar relacionado con el bajo desempeño del bienestar de las mujeres en el marco de las iniciativas de REDD+, aunque se requiere más análisis al respecto. Sin embargo, investigación de la UICN y otros ha demostrado que el género aún se aborda muy raramente en los proyectos relacionados con los bosques.

“Una de mis preocupaciones con la FLR es que sus defensores están tratando de avanzar más rápido que REDD+, pero necesitamos movernos mejor, no más rápido”, agregó Larson.

Por su lado, en su presentación, Aguilar mencionó un ejemplo de incorporación positiva del tema del género en el trabajo de restauración del Gobierno de Malawi, apoyado por la UICN, y dijo: “El género ha sido ‘bordado’ en el trabajo de restauración y no es posible desvincularlos; no es un apéndice, no es un componente añadido, es una parte integral de él”.

   Investigación de la UICN y otros ha demostrado que el género aún se aborda muy raramente en los proyectos relacionados con los bosques. Foto por Mokhamad Edliadi.

INTERSECCIONES

Para la panelista Eva Müller de la FAO, “La FLR no es un proceso sencillo donde solo se plantan árboles […], se trata de lograr un equilibrio en diferentes escalas”.

Alcanzar ese equilibrio en medio de las cuestiones interrelacionadas de género, derechos, conservación y medios de vida, ayudará a forjar el camino hacia el éxito, si todos participan, dijo.

Anne Barre de Women Engage for a Common Future trabaja para conectar los procesos sobre el terreno y las experiencias de las comunidades y los grupos indígenas, con los debates más amplios de la COP.

En una entrevista realizada después del panel, dijo: “Estamos empezando a entender lo importantes que son estos conocimientos transmitidos de generación en generación para proteger nuestro medio ambiente, biodiversidad y clima. En nuestro trabajo como observadores del proceso de la CMNUCC, tratamos de establecer un vínculo entre las personas que trabajan a nivel local y los diferentes procesos internacionales, o incluso procesos nacionales […] Estos conocimientos no solo tienen que ser reconocidos y protegidos, también pueden ser utilizados para llevar a cabo acciones responsables y significativas de adaptación o mitigación del cambio climático”.

Refiriéndose a la pionera Ley de Derechos Forestales en la India, que garantiza los derechos forestales de las mujeres y las comunidades, Sarin dijo: “Ahora contamos con una ley que proporciona el marco facilitador, pero, en la práctica, ¿cómo lidiamos con sistemas ancestrales que son sesgados contra las mujeres? No importa cuán buenos sean los manuales, los procedimientos y las metodologías, lo que debemos preguntarnos es: ‘¿Quién va a llevar a la práctica todo esto?’”.

Y eso, como se dice, es la pregunta del millón.

(Visited 199 times, 11 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org
Tópicos :   Especial sobre REDD+ Plantaciones y restauración Deforestación Restauración REDD+ Género y Bosques Conversaciones climáticas Restauración

Más información en Especial sobre REDD+ or Plantaciones y restauración or Deforestación or Restauración or REDD+ or Género y Bosques or Conversaciones climáticas or Restauración

Leer todo sobre Especial sobre REDD+ or Plantaciones y restauración or Deforestación or Restauración or REDD+ or Género y Bosques or Conversaciones climáticas or Restauración