Opinan los expertos

Destruir los bosques puede ser malo para la salud

Compartir
0

Más información

La agricultura, la minería, la actividad maderera y la caza en áreas forestadas alteran el delicado equilibrio biológico de esas áreas. A veces eso resulta bueno para la salud, pero también puede ser malo. Entre otras cosas, el documento "Biodiversidad: su importancia para la salud humana", por Eric Chivian de la Escuela Médica de Harvard explica cómo eso puede suceder.

Las actividades humanas alteran la temperatura, la humedad, la población de depredadores y la vegetación en las áreas afectadas. En algunos casos eso aumenta la población de mosquitos, moscas, ratones, murciélagos, y otros transmisores de enfermedades infecciosas. Asentarse cerca de los bosques puede exponer a la población a enfermedades que subsisten allí, como la malaria, la fiebre amarilla, el leishmaniasis, la enfermedad de Chagas, y la enfermedad africana del sueño. El creciente consumo de carne de monte facilita que las enfermedades pasen de los animales hacia los humanos.

La extracción maderera ha favorecido la expansión de la malaria en algunas regiones del Sureste Asiático y de la Amazonia. Crea charcos de agua estancada y hace que otros sean menos ácidos, lo cual favorece la multiplicación del mosquito que propaga la enfermedad.

Es probable que el humo de los incendios forestales masivos del Sureste de Asia en 1997/98 haya impedido que muchos árboles florecieran y produjeran frutas. Eso hizo que muchos murciélagos que comen frutas migraran hacia las grandes granjas porcinas de Malasia para buscar alimentos. Estos murciélagos pasaron el mortal virus de Nipah a los cerdos, que luego lo transmitieron a los seres humanos. Para resolver el problema el gobierno tuvo que "ordenar que se sacrificaran un gran número de cerdos."

La destrucción del bosque también pudo haber causado la epidemia de la enfermedad de Lyme en el noreste de los Estados Unidos. Provocó la desaparición de muchos animales que comen ratones de pata blanca o que compiten con ellos, y eso hizo que aumentara la población de ratones. Estos ratones transmiten la bacteria que causa la enfermedad de Lyme a las garrapatas, las cuales a la vez la pasan a la gente.

Las tres cuartas partes de todas las nuevas enfermedades humanas que han aparecido provinieron de los animales. La gente ha agarrado muchas de estas enfermedades comiendo carne de animales salvajes que son portadores de esas enfermedades. Éste pudo haber sido el origen del SIDA y existe un alto riesgo de que virus similares se puedan pasar a los humanos de los otros primates en el futuro. Comer carne de monte también se le ha relacionado con los brotes de ántrax y de peste.

Los incendios forestales y la tala de árboles contribuyen al calentamiento global, lo que a su vez esta relacionada con la aparición de la fiebre del dengue, la malaria, la fiebre amarilla, y la encefalitis en regiones que nunca tuvieron esas enfermedades. Alterar el ecosistema de los bosques no siempre afecta la salud de forma negativa como en estos casos. Sin embargo, sucede con suficiente frecuencia como para merecer nuestra atención. Sin duda alguna, destruir los bosques puede ser dañino para tu salud.

 

(Visited 18 times, 1 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org

Lecturas adicionales

Para solicitar una copia electrónica gratis de este documento en inglés usted puede escribirle a Tracy Graham en: mailto:tracy_graham@hms.harvard.edu
Usted puede bajar este documento directamente desde una computadora en: http://www.med.harvard.edu/chge/resources.html
Para enviar sus comentarios o preguntas a los autores usted puede escribirle a Eric Chivian en: mailto:eric_chivian@hms.harvard.edu
La referencia completa para este documento es: Chivian, E. (editor). 2002. Biodiversity: Its Importance to Human Health, Interim Executive Summary, Cambridge, MA: Center for Health and Global Environment, Harvard Medical School.