Especial COP25

COP25: Se ha desaprovechado el potencial de las turberas en las NDC, aseguran delegados

Soluciones basadas en la naturaleza deben estar en el centro
Compartir
0
Visita de campo del ITPC en el Congo. Ricky Martin/CIFOR

Más información

Hasta ahora, menos de una docena de países ha incluido a las turberas en sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés), a pesar de que estos ecosistemas ricos en carbono existen en 180 países, aseguraron expertos internacionales en reuniones llevadas a cabo en paralelo a las conversaciones climáticas de las Naciones Unidas en Madrid, España.

El mapeo y el monitoreo de las turberas pueden ayudar a superar las barreras que impiden la acción climática.

“Siete de las 197 partes han mencionado a las turberas como una estrategia, es decir, solo 3 %”, dijo Martial Bernoux, un oficial de recursos naturales de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), durante un evento organizado de manera conjunta con el Gobierno de Indonesia.

“Tenemos mucho más que 3 % de turberas; tenemos turberas en todos lados”, señaló.

Indonesia ha hecho el compromiso firme de restaurar 2.4 millones de hectáreas de turberas que han sido drenadas. Este país, considerado un líder en la investigación de turberas, es parte de la Global Peatlands Initiative (Iniciativa Global por las Turberas) y es el país fundador del Centro Internacional de Turberas Tropicales (ITPC, por sus siglas en inglés).

“Es un verdadero ejemplo para el mundo” afirmó Bernoux, quien trabaja en detallar un enfoque sistemático con el que los países podrían reunir su información sobre turberas e incluirla en las NDC.

Entre los otros países se encuentran Afganistán, Bielorrusia, Brunéi, Burundi, Ruanda y Uruguay.

Las NDC son parte clave de la estrategia del Acuerdo de París de las Naciones Unidas para prevenir un aumento promedio de la temperatura de 1,5 °C o más, posterior a la era industrial. A cada país se le ha solicitado entregar información sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero y los objetivos de las reducciones que piensan alcanzar después del año 2020.

Los compromisos climáticos y el progreso son monitoreados bajo el Diálogo de Talanoa. Las NDC están sujetas a un escrutinio minucioso porque, de acuerdo a los compromisos actuales, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) advierte, con gran certeza, que se pronostica que la temperatura a nivel global supere un aumento de 1,5 °C, comparada con la temperatura de la era preindustrial, incluso si estos acuerdos se complementaran con incrementos sustanciales en la escala y la ambición de las metas de mitigación posteriores a 2030, según lo establecido en el reporte especial del IPCC de 2018 sobre Calentamiento Global de 1,5 °C.

Bernoux señaló que es fundamental mejorar la capacidad de los países en el Sur Global para establecer una colaboración exitosa y lograr una agenda para la acción relacionada con las turberas, impulsada por los propios países; y  agregó que entre las barreras para el manejo sustentable de las turberas se encuentran factores económicos, institucionales, tecnológicos y legales.

Catalogados como ciénagas, mires, pantanos y muskegs, las turberas son sumideros de carbono de vital importancia. Constituyen más de la mitad de todos los humedales del mundo y equivalen a 3 % del total de las superficies terrestre y de agua dulce.

Según Wetlands International, 15 % de las turberas (formadas durante miles de años a partir de los residuos de vegetación anegada o en descomposición) han sido drenadas con fines agrícolas, para uso forestal comercial y extracción de combustibles.

Pero una vez que han sido drenadas se oxidan y el carbono se libera a la atmósfera, causando calentamiento global.

Un tercio del carbono almacenado en el suelo a nivel mundial y 10 % de los recursos de agua dulce de todo el mundo están almacenados en las turberas, según el International Mire Conservation Group (el Grupo Internacional para la Conservación de las turberas y la International Peat Society (Sociedad Internacional de Turba).

El mapa mundial de hotspots de turberas, publicado en 2015 por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, conocida como Convenio de Ramsar, y la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, muestra que 25 países son responsables del 95 % de las emisiones globales provenientes del drenado de turberas, cifra que excluye los incendios en ellas.

Las nuevas directrices del IPCC separan a las turberas y a los manglares. Estos ecosistemas de humedales estuvieron previamente agrupados con las directrices de Agricultura, Silvicultura y Otros Usos de la Tierra (AFOLU, por sus siglas en inglés), explicó Daniel Murdiyarso, científico principal del Centro para la Investigación Forestal Internacional, quien moderó el evento “Hacia las ambiciones de NDC enfocándose con turberas ricas en carbono en la agenda”.

“El suplemento de 2013 de las directrices 2006 del IPCC para los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero debería ser usado en la siguiente ronda de entregas de las NDC” sostuvo Murdiyarso, experto en turberas y ecosistemas de carbono azul, quien ha sido coordinador y principal autor de las directrices del IPCC, reportes especiales y reportes de evaluación.

Se considera que la restauración de los ecosistemas y su protección contribuyen a las soluciones basadas en la naturaleza (SbN) para la crisis climática que enfrentamos. La investigación sugiere que las SbN podrían ofrecer alrededor de un 30 % de la mitigación requerida para el 2030 para frenar el calentamiento global, según un reporte de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Universidad de Oxford.

Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org