Compartir
0

Más información

Han pasado 10 años desde que la Organización de las Naciones Unidas lanzó REDD, un ambicioso programa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la deforestación y la degradación de los bosques. En 2010, REDD se convirtió en REDD+. La adición del “+” representó la intención de ir más allá de la reducción de las emisiones del sector forestal, y mejorar las reservas de carbono y la gestión forestal sostenible. La expectativa era que REDD+ ayudara no solo a mitigar el cambio climático sino también a reducir la pobreza, en especial en las comunidades que viven en los paisajes forestales y dependen de ellos.

Uno de los principales desafíos para REDD+ es la tenencia de la tierra: el derecho a determinar quién puede poseer y usar las tierras y los recursos forestales, por cuánto tiempo y bajo qué condiciones. La tenencia es particularmente importante para REDD+ porque la iniciativa tiene como objetivo promover la custodia de los bosques por parte de la población local, una meta que depende directamente de la clarificación y el fortalecimiento de la tenencia local.

Investigadores del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) e instituciones asociadas examinaron recientemente los efectos de los esfuerzos para aclarar y fortalecer la tenencia local en los sitios REDD+ en cinco países —Brasil, Perú, Camerún, Tanzania e Indonesia— y analizaron 21 iniciativas subnacionales de REDD+, así como 141 aldeas, de las cuales aproximadamente la mitad no participaban de REDD+, para compararlas con la otra mitad que sí lo hacía.

Los investigadores se propusieron evaluar cómo las comunidades locales perciben los cambios en la inseguridad de la tenencia a lo largo del tiempo; sus principales razones para explicar el cambio, si hubo alguno; y cómo percibieron el papel de REDD+ en todo ello.

“REDD+ tiene como objetivo alentar a las personas a mantener los bosques, pero una gran parte de la tierra se encuentra en disputa”, dice William Sunderlin, asociado principal de CIFOR y autor principal del artículo. “Si se involucra a las personas a nivel local para proteger los bosques, estas deben tener la capacidad jurídica de decir a los extraños ‘Lo siento, no pueden hacer eso en esta tierra’”.

Los investigadores encontraron que, a pesar de que los implementadores de REDD+ habían puesto mucho empeño en abordar los problemas de tenencia en sus sitios, en general, los avances fueron poco significativos. La única excepción importante fue la de un par de sitios en Camerún.

“Hubo dos iniciativas de REDD+ en Camerún que mostraron ser promisorias”, dice Sunderlin. “Cuando comparamos los resultados con las aldeas no [participantes de] REDD+, vimos que las aldeas REDD+ mostraron un mayor nivel de compromiso participativo en la comunidad, y esto parece haber contribuido a la mejora de los resultados de tenencia”.

REDD+ tiene como objetivo alentar a las personas a mantener los bosques, pero una gran parte de la tierra se encuentra en disputa".

William Sunderlin, asociado principal de CIFOR y autor principal del estudio.

En uno de los dos sitios, los habitantes de las aldeas participaron en un comité de gestión que discutió los problemas de uso de la tierra, la propiedad, el acceso y la denegación de los derechos. También ayudaron a trazar los límites entre sus tierras agrícolas comunitarias y los bosques protegidos. Además, se pagó a los miembros de la comunidad para que realizaran patrullaje de actividades ilegales en el parque nacional cercano.

En el otro sitio, se permitió a los miembros de la comunidad la extracción y venta de madera. A través de REDD+, recibieron pagos por servicios ambientales (PSA) por proteger los bosques.

“Descubrimos que incluso cuando los habitantes del bosque no eran propietarios de la tierra, la estructura de gestión participativa y los incentivos a la conservación hacían que las personas se sintieran más seguras”.

EXPECTATIVAS ROTAS

En el otro extremo del espectro se encuentra Brasil, donde los investigadores pensaron que podría haber resultados más positivos.

“En Brasil se han realizado esfuerzos políticos para vincular la normativa ambiental con la clarificación de la tenencia de la tierra, que va más allá de REDD+”, dice Sunderlin. “Así que estábamos predispuestos a creer que sería una historia de éxito. Pero este no fue el caso”.

El equipo descubrió que los habitantes de las aldeas reportaron niveles crecientes de inseguridad de la tenencia a lo largo del tiempo, en especial en sus tierras agrícolas.

“Las restricciones gubernamentales a la tala de bosques para la agricultura contribuyeron a la historia de éxito de Brasil en la reducción de la deforestación en la Amazonia, pero dichos esfuerzos dirigidos a pequeños propietarios sin títulos de propiedad claros pueden tener consecuencias negativas para los medios de vida locales”.

Crear una base de tenencia sólida es el desafío más importante al que se ha enfrentado REDD+ y la tenencia es un desafío clave para todos los esfuerzos de mitigación del cambio climático basados en los bosques, tanto REDD+ como no REDD+”.

William Sunderlin, asociado principal de CIFOR y autor principal del estudio.

En Indonesia, los resultados de la investigación desconcertaron a los científicos en un comienzo. Descubrieron que en las aldeas de Kalimantan Oriental, en la isla de Borneo, había cierta mejora en la seguridad percibida sobre la tenencia, pero esto ocurría tanto en aldeas REDD+ como en aldeas de control. Uno de los miembros del equipo realizó un seguimiento para descubrir el porqué.

Una combinación de factores puede explicar estos resultados sorprendentes. En primer lugar, los habitantes de la aldeas dijeron que los funcionarios forestales locales les informaron que el acceso a la tierra no se vería amenazado ni siquiera cuando se ubicara en una Zona Forestal, tanto en aldeas REDD+ como no REDD+.

Otro factor aplicable a todas las aldeas fue el derecho consuetudinario o local, que tendía a reducir las amenazas percibidas relacionadas con los migrantes al definir los límites de las aldeas y otras reclamaciones con reconocimiento local.

“También descubrimos que algunas empresas de palma aceitera y madera mejoraron su compromiso con las partes interesadas locales, y que algunas comunidades se han vuelto más proactivas en la negociación con estas empresas”, dice Sunderlin.

UN SENTIDO DE LUGAR

Los investigadores dicen que, en los cinco países, la percepción de la seguridad de la tenencia depende de lo que las personas creían al inicio de las intervenciones y lo que esperaban que ocurriera. Se observó que REDD+ ha tenido un efecto positivo en la seguridad de la tenencia para las comunidades en tres de los cinco países, pero, a pesar de ello, parece que aún no ha logrado su objetivo de generar mejoras sustanciales.

“REDD+ recién se ha puesto en marcha y ha estado funcionando a un nivel bajo, en parte debido a la falta de financiamiento. La inclusión de REDD+ en los planes de mitigación del cambio climático de docenas de países a través del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático muestra que continúa siendo promisorio”.

Sunderlin dice que la investigación no apunta a ningún enfoque en particular para mejorar la seguridad de la tenencia porque los problemas varían ampliamente en todo el mundo, e incluso entre sitios dentro de cada país.

“Crear una base para una tenencia sólida es el desafío más importante al que se ha enfrentado REDD+”, concluye Sunderlin. “Y la tenencia es un desafío clave para todos los esfuerzos de mitigación del cambio climático basados en los bosques, tanto REDD+ como no REDD+”.

Para más información sobre este estudio, por favor póngase en contacto con William Sunderlin en w.sunderlin@outlook.com o Amy Duchelle en a.duchelle@cgiar.org.

Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org
Tópicos :   Especial sobre REDD+ Deforestación REDD+

Más información en Especial sobre REDD+ or Deforestación or REDD+

Leer todo sobre Especial sobre REDD+ or Deforestación or REDD+ or Amazonia Peruana