Compartir
0

Más información

Este texto apareció por primera vez el 21 de marzo como un artículo de opinión en Thompson Reuters Foundation.

Durante años hemos celebrado los bosques, hemos alabado sus atributos y enumerado sus numerosas virtudes. Ahora, en el Día Internacional de los Bosques, las cosas no son diferentes. Es un día para titulares y para celebraciones. Sin embargo, las realidades de la deforestación y la degradación continuarán hoy, y también mañana.

Si atesoramos nuestros bosques tanto como decimos, es hora de considerar un enfoque diferente para protegerlos. Primero, y esto puede sonar contraintuitivo, debemos comenzar por las ciudades del mundo.

Considere esto: entre 1960 y 2015, la población mundial aumentó más del doble, a 7.500 millones de personas. En el lapso de poco más de una generación, la población global se disparó y nos convertimos en un planeta de habitantes urbanos. Por primera vez, más de la mitad de nosotros vivimos hoy en ciudades.

Este crecimiento urbano explosivo ha eclipsado un incremento absoluto también en la población rural. Lo peor de todo es que ambos han contribuido a generar presiones enormes sobre los bosques mundiales y los paisajes naturales en general. El mundo continúa perdiendo bosques tropicales a un ritmo alarmante, y la degradación, el proceso de disminución de las funciones biológicas de los bosques, representa alrededor de una cuarta parte de las emisiones de carbono asociadas con los bosques tropicales.

A medida que los migrantes se mudan a las ciudades, cambian sus estilos de vida y patrones de consumo. Los habitantes de las ciudades consumen más alimentos procesados y de base animal, y consumen más energía. Esos gustos cambiantes aumentan la necesidad de tierras agrícolas para la crianza de animales y el cultivo de los productos que los alimentan. Al mismo tiempo, la creciente demanda de vivienda empuja los límites de las ciudades hacia bosques vecinos y tierras de cultivo.

Según algunas estimaciones, la expansión urbana provocará una pérdida de hasta el 2,4 por ciento de las tierras de cultivo en el mundo para el año 2030, y Asia y África serán los más perjudicados. Estos cambios a menudo son significativos y modifican los hábitats y la cobertura terrestre, así como la hidrología y la biogeoquímica.

Los niveles crecientes de desigualdad y la inseguridad laboral y alimentaria en las ciudades de todo el mundo se traduce en que los nuevos migrantes urbanos a menudo siguen dependiendo de los recursos de los bosques tanto dentro de las ciudades como en la periferia urbana, lo que fomenta la degradación acelerada, la deforestación y la pérdida de biodiversidad, a medida que se adecuan a un estilo de vida basado en el dinero en efectivo.

La forma en que actualmente abordamos la deforestación no está funcionando. En el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) estamos tratando de revertir la práctica de proteger los bosques de manera aislada, y más bien tomar en cuenta cómo las ciudades, las tierras agrícolas y los bosques se conectan. Lo mismo ocurre con una amplia gama de otros desafíos ambientales que incluyen la construcción de ciudades sostenibles y la gestión de cuencas hidrográficas, e incluso el cambio climático.

Entonces, ¿cuál es la solución si queremos proteger los bosques a la par que nos adaptamos a este histórico desplazamiento del campo a las ciudades?

La solución es pensar en estos problemas de manera integral y usar el llamado enfoque de paisaje. La buena noticia es que ya hemos comenzado a sentar las bases para ello.

El enfoque de paisaje incluye dimensiones sociales, políticas y económicas, así como ecológicas y físicas. No es un modelo único que calza a todos: cada paisaje tiene sus propios desafíos y oportunidades que requieren un conjunto de herramientas a la medida y que abordan las diversas preocupaciones sobre el uso de la tierra de las múltiples partes interesadas. Como dijo uno de mis colegas, se trata de ir abriéndose paso —aunque con un propósito— y ser lo suficientemente flexibles como para adaptarse al cambio.

El enfoque de paisaje busca abordar lo complejo del desafío que el mundo enfrenta, ya sea en lo que respecta a la protección de los bosques, el cambio climático o la agricultura sostenible. Es de naturaleza multidisciplinaria y, por definición, busca contar con una multiplicidad de voces. Requiere tanto escuchar como actuar.

Esfuerzos como el Desafío de Bonn para la restauración de millones de hectáreas de tierras forestales y el movimiento Global Landscapes Forum están creando impulso para equilibrar las necesidades de la conservación, la agricultura, las industrias vinculadas a los recursos y otros usos de la tierra. Debido a que los paisajes son sistemas completos, toman en cuenta la diversidad de tipos y usos de la tierra, desde las ciudades hasta las áreas naturales, así como a las cadenas de valor.

También debemos valorar los espacios verdes dentro del paisaje urbano, tomando en cuenta el papel beneficioso que desempeñan en la mejora de las vidas de los habitantes de las ciudades. Los bosques urbanos filtran los contaminantes, reducen la contaminación acústica, disminuyen la dependencia del aire acondicionado, ayudan a proteger las cuencas hidrográficas y mucho más.

Tenemos un largo camino por recorrer. El mundo ha hecho muchas promesas: reducir la deforestación, frenar las emisiones de gases de efecto invernadero y limitar el cambio climático, restaurar los paisajes y proteger los océanos,  y todo esto no será fácil.

Es hora de que empecemos a cuidar los bosques con más que simples palabras al viento. En el Día de los Bosques de este año, recordemos que los bosques y paisajes de los que dependemos para nuestro bienestar forman parte del lugar al que todos llamamos hogar.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org
Tópicos :   Global Landscapes Forum Enfoque de paisajes

Más información en Global Landscapes Forum or Enfoque de paisajes

Leer todo sobre Global Landscapes Forum or Enfoque de paisajes