Compartir
0

Más información

Al alcanzar la segunda mitad de este año 2017, ¿qué cuestiones sociales y ambientales críticas enfrentamos?

Para empezar, cerca de 800 millones de personas aún se van a la cama hambrientas, en especial, en los países en desarrollo. Mientras tanto, las emisiones de gas invernadero continúan aumentando. En lo que respecta a la pobreza mundial, cerca de 900 millones de personas sobreviven con 1,90 dólares al día, o incluso menos. Más aún, nuestro hábitat natural está desapareciendo a una tasa alarmante, principalmente debido a la expansión agrícola en lo que se conoce como “la sexta extinción masiva”.

Sin embargo, el panorama no es del todo desalentador. Si bien aún sigue habiendo algunos retos, lo cierto es que se ha avanzado. Por ejemplo, según las estimaciones de Naciones Unidas, más de mil millones de personas han salido de la pobreza desde 1990. Además, la cifra de personas que padecen desnutrición se ha reducido a la mitad.

¿COMPROMISOS A LARGO PLAZO?

Entonces bien, ¿cómo garantizamos que aquellos más necesitados alcancen la seguridad alimentaria, al tiempo que protegemos nuestro ambiente de los estragos que genera el cambio climático?

Los enfoques de paisajes buscan brindar herramientas y conceptos acerca de cómo gestionar la tierra para lograr un equilibrio entre las metas sociales, económicas y ambientales. También se perciben como la manera de alcanzar las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica, que apuntan a desarrollar estrategias nacionales en 193 países para la conservación y utilización sostenible de dicha diversidad biológica.

Los expertos del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), junto con instituciones asociadas, analizaron en un nuevo estudio cómo pueden los enfoques de paisajes ayudar a superar los principales desafíos globales. De este modo, los investigadores identificaron grandes vacíos en la manera en que se implementan estos enfoques.

“Los enfoques de paisajes deben ser compromisos a largo plazo, implementados en todas las grandes escalas (procesos, no proyectos). Sin embargo, esto contradice los modelos actuales de políticas, investigaciones y de financiamiento de donantes”, señaló James Reed, investigador especializado en enfoques de paisajes y sistemas alimentarios de CIFOR.

Según Reed, la superposición entre las filosofías del enfoque de paisajes, las Metas de Aichi, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) debería, en teoría, brindar un argumento convincente a los donantes, responsables políticos e investigadores para que se comprometan con iniciativas bien fundadas, bien diseñadas, a largo plazo y a gran escala.

MANTENER EL RUMBO

Como estamos hablando de extensos paisajes que van desde lejanas llanuras congeladas a desiertos áridos y bosques tropicales, ¿cómo garantizamos que nuestras acciones funcionen?

El estudio destaca la importancia de llevar a cabo más investigaciones sobre una mejor supervisión y recopilación de datos, para garantizar que se cumplan las metas y para brindar una base sólida de pruebas que comprueben la efectividad de los distintos enfoques de paisajes. Esto supone una “Teoría del Cambio” bien elaborada, que incluya componentes de planificación, participación y evaluación.

“Un enfoque de paisajes examinado con detenimiento debe contar con el respaldo de un modelo de ‘Teoría del Cambio’ rigurosamente desarrollado; este último, sustentado a su vez por métricas que midan el progreso a lo largo de las vías de impacto”, dice Reed.

Los investigadores también constataron que si los organismos no son capaces de brindar la inversión requerida para medir su efectividad, entonces deberían reconocer que lo que hacen en realidad no puede describirse como “enfoque de paisajes”.

Una forma de cerciorarse de que un enfoque de paisajes funciona, es integrar la ciencia ciudadana. Al involucrar a la comunidad en la investigación científica, podemos supervisar mejor cómo funcionan estos enfoques de paisajes e identificar los principales desafíos.

“Para desarrollar compromisos a largo plazo más allá de la duración del financiamiento del proyecto, las iniciativas deben implicar el nivel local, mejorar la capacidad local y promover el empoderamiento de grupos antes marginados. Si se realiza de forma eficiente, la supervisión participativa es una forma de integrar a los actores locales y de permitirles evaluar el avance hacia los objetivos que ellos mismos ayudaron a establecer”, afirmó Reed.

PERSPECTIVA GENERAL

Sin embargo, es preciso que todos los participantes se encuentren completamente integrados. Reed sostiene que uno de los mayores desafíos es asegurar que exista voluntad política y que los interesados se encuentren realmente involucrados. El investigador de CIFOR agrega al respecto que todos los participantes deben tener una idea clara y deben conocer cuáles son las expectativas. Asimismo, Reed destaca la necesidad de que los interesados adopten una postura flexible que se adapte al terreno.

“Es importante que no se intente promover abordajes prescriptivos y que, en cambio, comprendamos que la situación específica de cada paisaje a menudo dictará qué estrategias podrían resultar más efectivas”, afirmó Reed.

El estudio demuestra que es crucial que todos los organismos de ejecución también busquen las maneras de brindar incentivos y estrategias de subsistencia alternativas a los grupos vulnerables. Mediante la evaluación acerca de cómo se desarrollan los organismos donantes y los programas, la investigación observa la necesidad real de derribar las barreras sectoriales que existen entre las políticas, la investigación y la práctica.

“A menudo, los objetivos específicos del sector contrariarán e influenciarán en forma negativa los objetivos de otros actores dentro del paisaje. Un acercamiento más holístico procurará identificar dónde se dan las sinergias y los trade-offs dentro del paisaje, para actuar en consecuencia”, dijo Reed.

TIEMPO DE ACTUAR

Encontrar la manera de mejorar el bienestar humano, al tiempo que se mantiene y restaura la base de recursos naturales de la cual dependerán las sociedades futuras no es una tarea sencilla. Pero esto no debe impedir que los actores den el primer paso.

“En realidad, no necesitamos una lista de comprobación para tener éxito; el solo hecho de trabajar para alcanzar esos objetivos es suficiente para comenzar. Debemos reconocer la complejidad y comprender que no existe un modelo para el enfoque de paisajes”, manifestó.

“En ocasiones reinará la confusión y será necesario adoptar una postura de ensayo y error para aprender de los errores y adaptar la gobernanza a lo largo del tiempo. De este modo, podremos avanzar”, concluye.

(Visited 302 times, 1 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org