Opinan los expertos

Los chinos pagan mucho por tener bosques

Compartir
0

Más información

En estos días se habla mucho de recompensar a la gente si protege el ambiente. Mucho de eso es solo eso, habladuría. En cambio, los chinos están poniendo la plata sobre la mesa. En 1999 China arrancó con un programa que planea pagar más de $40 mil millones de dólares a los pequeños productores por dejar de cultivar sus tierras más escarpadas y poco productivas y convertirlas en bosques.

Se espera que para el 2010, el Programa de Conversión de Tierras Escarpadas, también conocido como "Grain for Green", haya elevado el área total de bosques en casi el 10%. Ya en el año 2004 habían alcanzado casi la mitad de esa meta. Para esa fecha, quince millones de agricultores en 25 provincias habían pasado más de siete millones de hectáreas de cultivos a bosques o pastos.

El programa ofrece a los productores dinero en efectivo, granos y plantas plántulas sin costo. Los que planten árboles para madera recibirán ayuda durante ocho años, mientras que los que planten huertas y pastos tendrán apoyo por cinco y dos años, respectivamente. El gobierno central financia el programa, pero los gobiernos locales lo administran.

En 2003, Z. Xu, M.T. Bennett, R. Tao, y J. Xu del Centro para la Política Agrícola China (CCAP) encuestaron a 358 familias en aldeas participantes del programa en las provincias de Gansu, de Shaanxi, y de Sichuan. Estas tres provincias occidentales fueron las primeras en integrarse al programa. Entre las familias encuestadas se incluyeron tanto aquellas que recibieron pagos como las que no los recibieron. Un artículo de la International Forestry Review titulado "El Programa de Conversión de las Tierras Escarpadas de la China, cuatro años de experiencia: La situación actual y los temas pendientes" presenta los resultados.

El estudio demuestra que el programa ha tenido logros muy grandes, pero también enfrenta problemas. El programa se expandió mucho más rápido que la capacidad de supervisarlo y administrarlo. Muchos gobiernos locales retienen parte de los pagos que deberían ser destinados a los agricultores para cubrir sus propios gastos de operación. A los productores no siempre se les paga suficiente para compensar por completo las pérdidas que les causa reducir su área cultivada. Algunos agricultores fueron presionados a participar en el programa, en vez de hacerlo de forma voluntaria. El programa no siempre logra concentrar sus actividades en las tierras más escarpadas y frágiles. Muchos de los árboles plantados no sobreviven.

Si se van a invertir $40 mil millones de dólares en algo, es bien importante hacerlo bien. Así que es bueno ver que los chinos también inviertan en centros como CCAP y el Centro de Investigación sobre el Desarrollo Económico Forestal (FEDRC) para investigar cómo hacerlo. Todos podríamos aprender del ejemplo chino.

(Visited 14 times, 1 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org

Lecturas adicionales

Para solicitar una copia electrónica gratis del documento en inglés o para enviar comentarios o preguntas a los autores usted puede escribir a Michael Bennett en: michaeltbennett@earthlink.net o Jintao Xu en: jxu@igsnrr.ac.cn
La referencia completa del artículo es: Xu, Z., Bennett, TA, Tao, R., y Xu, J. 2004. "China’s Sloping Land Conversion Program Four Years on: Current Situation and Pending Issues", International Forestry Review, Vol. 6 (3-4): 317-326.
El articulo forma parte de una edición especial de la International Forestry Review enfocado sobre China, que incluye artículos sobre los recursos forestales, la oferta y demanda de productos forestales, los mercados y el comercio, los bosques colectivos, las plantaciones forestales, el sector del bambú, y la investigación forestal en la China. Estos documentos están disponibles gratis en la página web de Forest Trends, www.forest-trends.org