Opinan los expertos

Sobornar ya no es como antes

Compartir
0

Más información

A las empresas madereras no les gusta tener que sobornar a funcionarios corruptos simplemente para poder funcionar sin ser molestadas. Es costoso y parece injusto. Pero sobornar para evadir impuestos, evitar trámites o poder trabajar sin tener que cumplir las normas forestales es otra historia. Eso baja costos.

Durante el régimen de Suharto en Indonesia, las empresas tenían que pagar sobornos enormes para poder trabajar, y aún así generalmente tenían que cumplir con la mayoría de las normas de todas formas. Los funcionarios no se preocupaban mucho cuando las madereras no seguían las reglas sobre el manejo forestal, pero eran estrictos cuando se trataba de recolectar impuestos. También insistían en que las empresas sólo extrajeran madera de bosques donde tenían permiso para trabajar. El régimen fue capaz de cuidar sus intereses.

Después de la caída de Suharto, el gobierno se descentralizó – y así también la corrupción. Al Ministerio Forestal le resultó más difícil controlar lo que las compañías hacían. Los gobiernos locales empezaron a conceder sus propios permisos y mucha gente comenzó a explotar madera sin permiso alguno. Bajo esta nueva situación, las empresas ya no se sentían obligadas a pagar enormes sobornos ni los impuestos.

Hoy en día es poco probable que alguien sea arrestado o multado por explotar el bosque de forma ilegal o por evadir impuestos. Aún así, para no tener problemas, los madereros prefieren dar pequeños sobornos a los funcionarios locales, agentes forestales, militares y policías. Los sobornos ahora son más pequeños y es probable que se repartan entre más gente. Las empresas pagan menos, el gobierno recibe menos impuestos, y ahora cualquier bosque es sujeto de ser explotado.

El documento "Extracción ilegal, la corrupción cómplice, y los gobiernos fragmentados en Kalimantan, Indonesia" por J. Smith, K. Obidzinski, Subarudi, y L. Suramenggala describe cómo tres distritos en el este de Borneo han vivido este proceso. La International Forestry Review lo publicó en una edición especial sobre la extracción ilegal de la madera.

Los autores dicen que situaciones como estas ocurren a menudo cuando los países abandonan regímenes autoritarios y se convierten en democracias emergentes. Puede ser que no se incremente la corrupción en su conjunto, pero el permitir que las empresas incumplan las leyes a cambio de dinero, reemplaza la necesidad de pagar sobornos para funcionar legalmente.

En tales circunstancias nunca falta quien quiera regresar a los regímenes autoritarios para que estos impongan "la ley y el orden". Olvídenlo. No hay marcha atrás. La única cura para la corrupción asociada con democracias incipientes es más democracia. La presión social para la reforma política puede hacer que las instituciones del gobierno sean más transparentes y responsables. Por supuesto, eso toma tiempo y requiere de trabajo duro, pero es posible.

Por lo tanto, no pasen su tiempo lamentándose, organícense.

(Visited 26 times, 1 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org

Lecturas adicionales

Para solicitar una copia electrónica gratis de este documento en inglés como un archivo de pdf o para enviar sus comentarios o preguntas al autor usted puede escribirle a Joyotee Smith en: mailto:joysmith@loxinfo.co.th