Opinan los expertos

Haciendo concesiones al mal manejo forestal en Camboya

Compartir
0

Más información

Entre 1994 y 1997, el gobierno de Camboya otorgó treinta concesiones forestales a empresas comerciales, cubriendo más de la mitad de los bosques del país (6,5 millones de hectáreas). Posteriormente se cancelaron algunas de ellas pero la política forestal todavía gira alrededor de las que quedan. El Banco Mundial y otros donantes han trabajado duro para que los concesionarios manejen sus bosques de forma sostenible y para que paguen más impuestos. Sin embargo, según el documento "Cuestionando la sostenibilidad de las concesiones forestales en Camboya" por Bruce McKenney del Instituto Camboyano de Recursos para el Desarrollo, no han tenido mucho exito.

McKenney dice que la mayoría de las compañías aún continúan cosechando las especies de alto valor lo más rápido que pueden. No siguen una rotación de 25 años como exige la ley. Dentro de los próximos ocho años, se estima que el 90% de las empresas habrán explotado toda su concesión. Aunque las agencias internacionales recomiendan que las compañías cosechen solamente un promedio de diez metros cúbicos de madera por hectárea, por lo general las compañías aprovechan cuatro o cinco veces más. Ha sido difícil cambiar este comportamiento porque a las empresas les permite tener mayores ganancias y reducir sus riesgos. Las compañías tienen capacidad para procesar entre 1,2 y 2,0 millones de metros cúbicos de madera, y por lo general tratan de utilizar toda su capacidad aunque saben que el país no puede producir tanta madera de manera sostenible.

Las agencias internacionales también han encontrado más difícil de lo que imaginaban aumentar los ingresos fiscales del gobierno Camboyano a partir de las actividades forestales. Inicialmente, las agencias dijeron que tales entradas podrían generar $100 millones de dólares por año. Sin embargo, entre 1996 y 2000 el total de ingresos fiscales forestales nunca excedieron los $12 millones de dólares por año.

Dado que las concesiones no han podido lograr un manejo forestal sostenible o proporcionar ingresos fiscales significativos, McKenney sugiere que los Camboyanos consideren otras opciones. Él opina que el gobierno debe revocar las concesiones a las compañías que incumplen las reglas y utilizar los bosques que recuperen para los bosques comunitarios, el manejo de cuencas, el ecotourismo, y la conservación de la biodiversidad.

 

(Visited 12 times, 2 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org

Lecturas adicionales

Usted puede obtener una copia electrónica gratis del papel de McKenney en: www.cdri.org.kh/webdata/cdr02-1/cdr6-1a.pdf
Si usted tiene dificultad en conseguir el documento a través de ese sitio de la internet o si quisiera enviar sus comentarios al autor usted puede escribirle a Bruce McKenney en: mailto:bruce@cdri.forum.org.kh