Opinan los expertos

El acertijo de cuando los derechos y deberes ayudan a conservar los bosques

Compartir
0

Más información

Algunos lugares logran proteger sus bosques a pesar de tener poblaciones grandes y densas y de tener contextos económicos que parecen estimular su destrucción. En otras áreas con mucho menos presión de población y fuerzas de mercado menos amenazadores, los bosques se están desapareciendo rápidamente. En gran parte, estos resultados que a primera vista parecen contradictorios se explican por la capacidad institutional que tienen las entidades públicas y privadas que manejan los bosques.

Solo decir esto, sin embargo, no ayuda mucho, a menos que podamos encontrar formas de crear capacidad institucional. Elinor Ostrom y sus colegas en el Centro para las Instituciones, Población y Cambio Ambiental de la Universidad de Indiana probablemente haya contribuido más que casi cualquier otra persona a entender por qué surgen instituciones eficaces a nivel local.

¨Un enfoque institucional al estudio de los recursos forestales¨ preparado por Amy Poteete y Elinor Ostrom para el CIFOR agrega nuevos elementos a esta discusión, con base en parte en estudios recientes efectuados en Ecuador, Guatemala, la India, Uganda, y los Estados Unidos.

Poteete y Ostrom se concentran en situaciones donde las agencias estatales carecen de capacidad para regular el uso de los bosques amenazados y preguntan bajo qué circunstancias se podría esperar que los grupos locales comunitarios lo hagan. Ellos concluyen que esto es más probable cuando:

* Las agencias estatales no minan esfuerzos locales para vigilar el uso de los bosques, sancionar abusos, y resolver conflictos.

* Los grupos locales perciben los bosques como algo importante y, a la vez, las ventajas de protegerlos compensan los costos. (En algunos casos puede ser posible cambiar estos puntos de vista proporcionando opíniones o información adicional. En otros casos intentar regular el uso de los bosques puede realmente no ser de interés para la gente local.)

* Los grupos tienen experiencia previa en organización y comparten un entendimiento común de lo que está sucediendo en los bosques.

* Los bosques son suficientemente pequeños para vigilarlos fácilmente. * El sistema político favorece más a grupos comunitarios que quieren promover el manejo sostenible de los bosques, en vez de aquellos que están ligados a actividades no sostenibles.

Algunas veces conviene más tener grupos más pequeños y homogéneos. En otras ocasiones trabajan mejor los grupos grandes que involucran a varios tipos de gente. Dar a las comunidades mayor control sobre sus recursos forestales no garantiza que éstos sean utilizados de manera apropiada. No obstante, en muchos casos los grupos locales si manejan los bosques de manera sostenible. Necesitamos encontrar maneras de promover esto. Personas como Poteete y Ostrom tienen mucho que enseñarnos.

 

(Visited 11 times, 1 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org

Lecturas adicionales

Para solicitar una copia electrónica gratis de éste artículo en inglés o para enviar comentarios o sus preguntas al autor, usted puede contactar a Amy Poteete a: mailto:apoteete@indiana.edu y/o Elinor Ostrom a: mailto:ostrom@indiana.edu